Saltar al contenido principal
Economía

Donald Trump revive tensión comercial con China al amenazar con elevar aranceles

El presidente de Estados Unidos anunció su intención de incrementar de 10% a 25% los aranceles a las importaciones chinas. El anuncio, además de desestabilizar los mercados, generó expectativa en la manera como podría responder China.

Anuncios

El presidente de Estados Unidos lanzó la amenaza poco antes de que los equipos de negociadores de ambos países se reúnan en Washington para lo que sería una nueva ronda de conversaciones de un acuerdo comercial.

El anuncio de Trump sorprendió y generó inestabilidad en los principales mercados, que esperaban un camino favorable hacia un pacto en la presente semana. La posibilidad de encontrar un acuerdo se sustentó en las declaraciones del Secretario del Tesoro estadounidense, Steve Mnuchin, quien calificó como "productiva" la última ronda de conversaciones llevada a cabo en Beijing.

Robert Lighthizer, el Representante de Comercio de Estados Unidos, señaló que la respuesta de Donald Trump corresponde al incumplimiento de los compromisos adquiridos en negociaciones por parte de Beijing.

"En el transcurso de la última semana, hemos visto una erosión en los compromisos por parte de China (…) Eso en nuestra opinión es inaceptable ", dijo Lighthizer a los periodistas el 6 de mayo.

Mnuchin, quien no quiso proporcionar mayores detalles, señaló que "todo el equipo económico está completamente unificado y se recomienda al presidente que siga adelante con los aranceles si no se logra un acuerdo antes del fin de semana".

China a la espera de una confirmación del anuncio

De acuerdo con el diario South China Morning Post, la advertencia de Donald Trump es vista con cuidado por el Gobierno de Xi Jinping. En este sentido ese país sigue preparando a una delegación para viajar a Washington y participar de una nueva ronda de negociaciones. Se desconoce si en las mismas estará presente el primer vicepresidente chino, Liu He, quien ha liderado a los negociadores chinos.

El referido medio de comunicación señala que diversos analistas coinciden en que, de elevarse el arancel a un 25%, China podría responder con medidas de estímulo a su economía. Entre estas destacan los recortes en impuestos y tarifas, incentivos para electrodomésticos y automóviles, además de la reducción de las tasas de interés para motivar préstamos.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.