Saltar al contenido principal
Migrantes

Los profundos vínculos migrantes entre Italia y Argentina

Europa y América Latina guardan fuertes lazos que se han tejido a través del tiempo, pero uno es particularmente más estrecho. La mayor migración hacia Argentina, desde el año 1870 y hasta mediados del siglo XX, fue italiana. Hoy hay familias que quieren reencontrarse, pero también, hay jóvenes que viajan hacia Europa por la crisis, aprovechando sus pasaportes de ascendencia.

Anuncios

La familia Messi vive a 30 kilómetros de Roma, pero al otro lado del Atlántico reside una parte importante de sus seres queridos. "Después de la guerra de 1945, más o menos en el 48 o en el 50, se fueron de Italia buscando oportunidades para mejorar su condición económica", comenta Isabella Moroni, tras observar las fotos en blanco y negro de algunos de sus familiares.

Tras las huellas de sus parientes, viajaron hace algunos meses para reencontrarse con ellos. Se trataba de la primera vez que se conocían en persona. "Queríamos retomar estos lazos familiares que nos unen, lazos que, por la distancia, nunca habíamos podido crear", asegura Aldo Messi.

Se estima que al menos 600.000 familias italianas tienen parientes en Argentina, es por eso que los gobiernos de ambos países impulsan un acuerdo bilateral que facilite su reencuentro.

Los argentinos que se van a Europa

La crisis económica en Argentina ha hecho que muchos jóvenes se pregunten sobre su futuro en el país, es por eso que hay quienes deciden migrar hacia Europa aprovechando esos lazos familiares que los unen al viejo continente.

Tomás Ruiz es uno de los argentinos que prefirió buscar una nueva vida. "Lo que me llevó a hacer esto es la situación en general del país, la frustración de constantemente estar viviendo al filo, arañando", asegura. Un sentimiento que respeta Pablo, su padre, pero que no comparte. "Esa es la parte triste o fea de esto a nivel país, porque uno ve cómo los chicos manejan como habitual formarse y después los ves yéndose afuera a trabajar", señala.

Los pasaportes europeos de ascendencia son usados como el principal boleto de entrada a un país que los jóvenes no conocen, pero con el que guardan un estrecho vínculo por sus familiares.

+ El dato de migración de la semana: 62.000 nicaragüenses han abandonado su país desde el inicio de la crisis en abril de 2018. 55.000, han elegido a Costa Rica para migrar.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.