Saltar al contenido principal

Myanmar liberó a los dos reporteros detenidos por investigar las masacres de rohingyas

Los reporteros de Reuters Wa Lone y Kyaw Soe Oo tras ser liberados de la prisión de Insein luego de recibir un indulto presidencial en Yangon, Myanmar, el 7 de mayo de 2019.
Los reporteros de Reuters Wa Lone y Kyaw Soe Oo tras ser liberados de la prisión de Insein luego de recibir un indulto presidencial en Yangon, Myanmar, el 7 de mayo de 2019. Ann Wang / Reuters

Tras pasar un año y medio arrestados por revelar datos sobre la persecución del Ejército contra la minoría rohingya, los reporteros Wa Lone y Kyaw Soe Oo fueron liberados al recibir un perdón presidencial.

Anuncios

Wa Lone y Kyaw Soe Oo fueron liberados. Los dos reporteros de la agencia de noticias Reuters abandonaron la prisión en la que permanecieron durante el último año y medio por revelar detalles sobre una masacre cometida por parte del Ejército de Myanmar contra la minoría rohingya.

Fue el mandatario de Myanmar, Win Myint, quien concedió el perdón presidencial que sacó del arresto a los comunicadores luego de dos semanas de que el Tribunal Supremo oficializara el rechazo del último recurso de apelación que la defensa había interpuesto y ordenara cumplir la condena de manera definitiva.

La condena que pesaba contra los periodistas era a siete años de prisión luego de haber sido declarados culpables por haber violado la legislación de secretos oficiales del país al realizar la investigación que los hizo merecedores del Premio Pulitzer.

De acuerdo con lo informado por Reuters, Wa Lone y Kyaw Soe Oo resultaron beneficiados de la amnistía que le otorgó el presidente no solo a ellos sino a 6.520 prisioneros más, la cual fue confirmada por su oficina mediante un comunicado.

En su cuenta de Twitter, Reuters compartió el momento en el que los miembros de su equipo recuperación la libertad:

La detención de los citados reporteros se produjo el 12 de diciembre de 2017 poco después de haber recibido una serie de documentos confidenciales acerca de la matanza de una decena de rohingyas en el oeste del país, justamente en el estado de Rakáin, tema que venían investigando desde meses atrás.

Se estima que, en medio de la campaña que el Ejército de Myanmar habría puesto en marcha contra los rohingyas, al menos 700.000 miembros de esta minoría se habrían desplazado hacia Bangladesh en el intento por salvar sus vidas de la que, según lo denunciado por la ONU, se convirtió en toda una “limpieza étnica”.

Con Reuters y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.