Saltar al contenido principal

Francia confirmó envío de armas a Arabia Saudita pese a controversia

El barco de carga saudita Bahri Yanbu se ve amarrado en los muelles del puerto de Tilbury, en Essex, el 7 de mayo de 2019.
El barco de carga saudita Bahri Yanbu se ve amarrado en los muelles del puerto de Tilbury, en Essex, el 7 de mayo de 2019. Ben Stansall, AFP

La ministra de Defensa, Florence Parly, ratificó que un barco saudita llegó a Le Havre para llevarse un cargamento de armas francesas. Esta entrega ocurre en medio de versiones sobre su uso en la guerra en Yemen.

ANUNCIOS

La ministra de Defensa francesa, Florence Parly, confirmó un inminente envío de armas de Francia a Arabia Saudita, a pesar de la creciente controversia sobre su presunto uso por parte de las fuerzas sauditas en la guerra en Yemen.

En declaraciones al canal 'BFM TV', Parly ratificó que el buque de carga saudita Bahri Yanbu llegó al puerto de Le Havre el miércoles 8 de mayo para llevarse el cargamento de armas francesas. La funcionaria indicó que el movimiento se enmarca en "un contrato comercial aprobado hace varios años", pero evitó especificar el contenido de la carga, aduciendo que no era su responsabilidad.

Asimismo, desestimó las versiones que indican que Arabia Saudita está utilizando esas armas para combatir en la guerra en Yemen y sostuvo que, a los ojos de Francia, el reino ha destinado ese equipamiento a uso defensivo.

"Por lo que el Gobierno francés sabe, no tenemos pruebas de que las víctimas en Yemen sean el resultado del uso de armas francesas", agregó Parly.

Las críticas se intensificaron desde que el mes pasado el sitio de noticias de investigación 'Disclose' filtró un documento militar clasificado que detalla el uso de tanques y artillería franceses en la guerra contra los rebeldes hutíes.

Ese mismo portal informó que el buque de carga saudita Bahri Yanbu debía cargar este miércoles "a última hora de la tarde" ocho cañones César fabricados por Nexter, con destino al puerto de Yeda.

El regulador de venta de armas ASER pide el fin del envío de armas al Golfo Pérsico

El anuncio del envío de este nuevo cargamento de armas a Arabia Saudita despertó las alarmas en la organización no gubernamental francesa especializada en regulación de venta de armas, Acción Seguridad Ética Republicana (ASER).

Desde esa institución presentaron una queja ante un tribunal administrativo de París para pedir la detención "urgente" de la venta de armas francesas al Golfo Pérsico. Según la institución, el Gobierno francés comete una "flagrante violación del artículo 6 del Tratado de Comercio de Armas de las Naciones Unidas (TCA)".

Ese punto establece la prohibición de las transferencias de armas desde el momento en que los Estados miembros son "conscientes" de su uso para atacar a poblaciones civiles. Países productores de armas como Rusia y China no han firmado este tratado, mientras que Estados Unidos, el mayor proveedor de armas a Arabia Saudita, anunció en abril que no ratificaría su adhesión al TCA.

En diálogo con France 24, Benoît Muracciole, líder de ASER, indicó que la corte tiene entre "72 horas y un mes para resolver nuestra demanda", por lo que "si el envío todavía está en aguas francesas, el tribunal puede detener la entrega".

Para Muracciole, la estrategia de la Administración de Emmanuel Macron es mantener su postura de desconocimiento sobre las versiones de su uso contra civiles y, al mismo tiempo, continuar enviando armas a Arabia Saudita.

"El conocimiento de los crímenes de guerra que se cometen es crucial. La verdad es que Francia ha estado al tanto de los crímenes de guerra en Yemen desde que fueron documentados por la ONU", subrayó Muracciole.

Francia es el tercer país proveedor de armas a Arabia Saudita

Según el indicador TIV desarrollado por el Instituto Internacional de Investigación para la Paz de Estocolmo (SIPRI), Francia es el quinto proveedor de armas a Arabia Saudita, detrás de Estados Unidos, Reino Unido, Italia y Alemania.

Distintos grupos defensores de los derechos humanos han acusado a París de ser cómplice de presuntos crímenes de guerra contra civiles en Yemen cometidos por la coalición liderada por Arabia Saudita contra las milicias hutíes respaldadas por Irán, conflicto que ya lleva cuatro años, ha dejado más de 10.000 civiles muertos, 10 millones de personas al borde de la hambruna y ha hundido a la economía yemení.

"El régimen saudita es una de las dictaduras más brutales del mundo y causado una terrible crisis humanitaria en Yemen. La destrucción no hubiera sido posible sin la complicidad y el apoyo de los gobiernos que trafican armas", señaló Andrew Smith, portavoz de la ONG Campaña contra el Comercio de Armas.

El martes 7 de mayo, todos los legisladores de izquierda abandonaron el Parlamento francés en rechazo a la declaración de Genevieve Darrieussecq, secretaria de Estado de las Fuerzas Armadas, quien dijo que "no hay pruebas de que estas armas se estén utilizando contra la población civil".

Si bien Francia ha disminuido drásticamente la venta de armas desde 2016, el Gobierno se ha resistido a abandonar el comercio por completo, medida que sí adoptó Alemania en octubre de 2018 tras el asesinato del periodista saudita Jamal Khashoggi, disidente de la corona, ocurrida en el consulado de su país en Turquía.

Con Reuters y AFP

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.