Saltar al contenido principal
Medio Ambiente

O nos rebelamos y cambiamos hábitos, o nos extinguimos: un claro mensaje de la comunidad científica

Un millón de especies en riesgo de extinción. Es la dramática conclusión de la Plataforma Internacional sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas (IPBES), que ha publicado un informe exhaustivo sobre la crisis que padece el medio ambiente. Según los expertos, el causante principal de este rápido declive es la actividad humana.

Anuncios

"El tiempo de actuar es ahora". Es un mensaje que hemos escuchado una y otra vez en lo que se refiere a la lucha contra el cambio climático y el calentamiento global. Pero, en esta ocasión, el mensaje es un llamado a la acción para frenar la desaparición de especies y la pérdida de biodiversidad. Según el último informe de la Plataforma Intergubernamental en Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos (IPBES), un órgano independiente, pero fundado por el Programa de Medio Ambiente de las Naciones Unidas, un millón de especies están en riesgo inminente de desaparecer del planeta. Esto significa que nos enfrentamos a la sexta extinción masiva, la primera en millones de años, después de la de los dinosaurios.

A pesar de lo alarmante del informe, los expertos dejan también espacio para la esperanza. Según ellos, la solución está en nuestras manos, siempre y cuando dejemos de basar nuestra economía en el consumo sin medida de los recursos. Robert Watson, de IPBES, asegura que "el problema con nuestro sistema económico actual es que tenemos subsidios deliberados al sector de la agricultura, del transporte y de la energía. Esos subsidios normalmente llevan a la destrucción del medio ambiente (…) Tenemos que poner énfasis en promover buenas prácticas, un uso y consumo responsable, y reconocer que la naturaleza es un activo que tiene que ser manejado cuidadosamente".

La desobediencia civil pacífica como herramiento de cambio

Quien lleva avisando de esta desaparición de especies desde octubre de 2018 es el movimiento ciudadano de protesta pacífica 'Extinction Rebellion' o 'XR'. En menos de un año han pasado de no existir, a hacer que el Parlamento británico declare, aunque simbólicamente, la emergencia climática.

Durante las últimas dos semanas de abril miles de personas bloquearon las calles de Londres y el acceso a grandes compañías petroleras y bancos de la ciudad. Estas son sus demandas principales:

Fuente: Extinction Rebellion
Fuente: Extinction Rebellion

Nicolás Eliades, coordinador de comunicaciones de ‘Extinction Rebellion España’, insiste en que esta lucha "no pertenece a ningún color, género, ni agrupación. Es de todas, todos y todes. De la humanidad entera. Si nos quedamos cruzados de brazos dejaremos un planeta desolado y sin futuro. Lo que estamos haciendo aquí es luchar por la vida misma, que está amenazada (…) y quienes no lo ven están siendo egoístas".

En Londres, más de 1.000 personas fueron arrestadas durante las protestas pacíficas. Uno de los asistentes fue un anciano que decidió pasar su 83 cumpleaños subido al vagón del metro de la capital inglesa en señal de protesta. Phil Kingston, decidió acudir al llamado de XR porque "creo que hay algo más grande y mejor que nosotros, lo que me hace pensar que no somos dueños de esta tierra. No quiero aceptar que la tratemos como si fuera nuestra propiedad, y hagamos lo que nos dé la gana con ella. La economía actual está utilizando 1,7 planetas y nos están enseñando que así es nuestro modo de vida. No lo es, es un modo de muerte."

 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.