Saltar al contenido principal

Francisco firma decreto papal que obliga al clero a denunciar los abusos sexuales

El Papa Francisco posa con un grupo de jóvenes luego de la audiencia papal en el Vaticano el 8 de mayo de 2019.
El Papa Francisco posa con un grupo de jóvenes luego de la audiencia papal en el Vaticano el 8 de mayo de 2019. Remo Casilli / Reuters

La norma de 19 artículos cubre tanto los abusos cometidos contra menores de edad y adultos. La medida es una de las medidas luego de la cumbre realizada en el Vaticano en febrero de este año.

ANUNCIOS

"Los delitos de abuso sexual ofenden a Nuestro Señor, causan daños físicos, psicológicos y espirituales a las víctimas, y perjudican a la comunidad de los fieles", dice la Carta Apostólica de Francisco con la que se introduce el decreto papal con el que la Iglesia busca poner freno a los abusos sexuales dentro de la institución y contribuir con la justicia. "Para que estos casos, en todas sus formas, no ocurran más, se necesita una continua y profunda conversión de los corazones, acompañada de acciones concretas y eficaces que involucren a todos en la Iglesia", añade el documento de 19 artículos.

El "motu proprio" o documento de Francisco llamado "Vos estis lux mundi" (Vosotros sois la luz del mundo) exige a todas las diócesis del mundo la creación antes de junio de 2020 de un sistema accesible a cualquiera que quiera realizar una denuncia, así como la total protección y asistencia a los denunciantes.

Esta nueva ley es una de las "propuestas concretas" prometidas por el papa para erradicar los abusos en el seno de la Iglesia, después de la histórica reunión sobre el tema que se celebró en febrero con los representantes de todas las Conferencias episcopales.

El decreto papal contempla el abuso sexual y el encubrimiento

El decreto papal insta al clero y particulares a denunciar a la justicia civil el abuso sexual contra menores o adultos, los encubrimientos de estas conductas y la posesión de pornografía infantil. En el artículo 1, el decreto establece que los delitos a los que se refiere el documento se refieren a aquellas conductas que lleven a "i. obligar a alguien, con violencia o amenaza o mediante abuso de autoridad, a realizar o sufrir actos sexuales; ii. realizar actos sexuales con un menor o con una persona vulnerable; iii. producir, exhibir, poseer o distribuir, incluso por vía telemática, material pornográfico infantil, así como recluir o inducir a un menor o a una persona vulnerable a participar en exhibiciones pornográficas".

La norma aclara que se considera menor a cualquier persona con menos de 18 años de edad y que entiende por persona vulnerable a "cualquier persona en estado de enfermedad, de deficiencia física o psicológica, o de privación de la libertad personal que, de hecho, limite incluso ocasionalmente su capacidad de entender o de querer o, en cualquier caso, de resistir a la ofensa".

El documento obliga a los clérigos con conflictos de interés a recusarse de intervenir en las investigaciones y se les llama a rendir cuentas por abuso de poder, incluso en los crímenes cometidos contra adultos.

La nueva ley no incluye nuevos delitos o penas, porque para ello ya existen las normativas canónicas, apuntan fuentes vaticanas, pero establecen los procedimientos a seguir.

"Estas normas se aplican sin perjuicio de los derechos y obligaciones establecidos en cada lugar por las leyes estatales, en particular las relativas a eventuales obligaciones de información a las autoridades civiles competentes", concluye el decreto.

Con EFE y Reuters

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.