Saltar al contenido principal

Así funciona la reasignación sexual en Bangkok

Las pacientes de reasignación sexual admiten que es un proceso duro y doloroso.
Las pacientes de reasignación sexual admiten que es un proceso duro y doloroso. France 24

Dicen que Bangkok es la capital de los transexuales y los transgénero: a pesar de que las autoridades no aceptan el cambio de género en los documentos de identidad, a la hora de realizar la reasignación sexual los trámites son sencillos.

ANUNCIOS

En una pequeña clínica de la capital tailandesa, el doctor Thep realiza al menos una vaginoplastia al día: sus pacientes provienen de todo el mundo: en Bangkok una operación de reasignación sexual cuesta solo 1800 dólares. La entrada de la clínica parece más bien una pequeña oficina turística: en el primer piso hay mujeres de China, Vietnam, Rusia y Brasil esperando, sentadas sobre taburetes de plástico. En las paredes hay fotos y calendarios antiguos y la recepción luce desordenada. Las pacientes dicen que la clínica no parece seguir los estándares de los hospitales más modernos, pero de todas formas han elegido este lugar porque solo han oído comentarios positivos sobre el doctor Thep, un especialista en los círculos trans de Asia y otros países del mundo que lleva 30 años realizando vaginoplastias.

Tras subir unas escaleras estrechas se llega al piso donde el doctor trabaja en una sala de cirugía de no más de 14 metros cuadrados. Inconsciente bajo los efectos de la anestesia en la camilla yace una mujer vietnamita de 25 años. El doctor permite acercarse para observar cómo se lleva a cabo la operación y lo explica paso a paso mientras trabaja. En esta compleja operación, de una duración aproximada de dos horas y con la ayuda de 6 enfermeras, el doctor transforma los genitales masculinos en una vagina: el pene se abre y la piel se utiliza para crear los labios vaginales y el glande se transforma en clítoris; después el cirujano crea un orificio entre la vejiga y el recto que a través de una larga cicatrización acabará siendo la parte interna de la vagina.

Una operación compleja: todas las pacientes admiten que es un proceso duro y doloroso. Pero Isabella, una mujer transexual que ha viajado a Bangkok desde Brasil dice que merece la pena; otra paciente filipina que está en Bangkok ahora para la revisión general que se lleva a cabo un año después de la operación también dice que ha cumplido su sueño.

Bangkok, capital LGBTI+ de Asia

De todas forma en las calles de Bangkok, otras personas del colectivo LGBTI+ sostienen que en Tailandia la forma de entender el género no tiene límites: hay transexuales que deciden llevar a cabo la reasignación sexual, otras que se visten de forma femenina pero deciden no transformar sus genitales, también queers que dicen rechazar la concepción binaria del género. France 24 habló con un grupo de jóvenes que dicen sentirse mujeres y a veces hombres según su estado de ánimo.

En las calles de Bangkok es muy fácil encontrar a transexuales en cualquier calle de día y parece que alrededor los tailandeses no les miran ni se sorprenden. En Tailandia dicen que mientras no se moleste a los demás, a nadie le importa la sexualidad ni el género de cada uno, aseguran que Bangkok es la capital LGBTI+ de Asia. El país del sudeste asiático ofrece operaciones de reasignación sexual económicas y además de calidad y tiene incluso un famoso concurso de Miss Universo para personas transexuales.

De todas formas hay también quienes insisten en que todavía hay mucho que hacer por los derechos de los transexuales y es que tampoco hay una legislación que permita a las personas transexuales mostrar su verdadera identidad en su documento de identidad y ha habido casos de discriminación laboral al ver en las empresas que el aspecto de la persona empleada no corresponde con el género definido en su documentos oficiales

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.