Saltar al contenido principal

Murió Alfredo Pérez Rubalcaba, el ex vicepresidente español que gestó el fin de ETA

Archivo: Alfredo Pérez Rubalcaba pronuncia un discurso en la capital andaluza de Sevilla, el 5 de febrero de 2012.
Archivo: Alfredo Pérez Rubalcaba pronuncia un discurso en la capital andaluza de Sevilla, el 5 de febrero de 2012. Marcelo del Pozo / Reuters

El político de 67 años falleció este viernes 10 de mayo en Madrid luego de sufrir un ictus el pasado miércoles. La historia del PSOE está estrechamente ligada a su trabajo en el sector público.

Anuncios

Este viernes 10 de mayo, cuando se confirmó la muerte en Madrid de Alfredo Pérez Rubalcaba, muchos españoles lo recordaron como un estadista. Fue ministro de Educación (1992-1993) y ministro de la Presidencia (1993-1996) de Felipe González; además de portavoz en el Congreso (2004-2006), ministro del Interior (2006-2011) y vicepresidente durante el último año del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Pérez Rubalcaba se afilió al Partido Socialista Obrero Español (PSOE) en 1974, cuando todavía estaba en el poder Francisco Franco. Fue un defensor de la monarquía parlamentaria, fruto del pacto constitucional de 1978, llegó al Ministerio de Educación en 1985 y trabajó en distintos cargos en esa institución antes de ser nombrado ministro siete años después. En el Parlamento fue reconocido por su  oratoria.

Pero para muchos, su legado más trascendente lo alcanzó cuando fue ministro del Interior del Gobierno de Zapatero.

Pérez Rubalcaba sorteó el 15-M y negoció con ETA

En mayo de 2011, las plazas de España empezaron a ser ocupadas por "indignados" que protestaban contra los recortes sociales causados por la grave crisis económica. Era el 15-M y Rubalcaba defendió el trabajo de la Policía, a quienes señaló como una institución "inteligente" y sostuvo que no habría represión mientras el movimiento fuera pacífico.

Pero lo más destacado de su gestión fueron las delicadas negociaciones con ETA, bajo su dirección, para poner fin a la actividad violenta de ese grupo. El proceso le granjeó fuertes críticas por parte del opositor y conservador Partido Popular.

Durante este periodo tuvo que escuchar en el Parlamento calificativos hacia su persona como "traidor", o acusaciones de haber llevado una "política de apaciguamiento" con el grupo independentista, que no cesaron cuando en 2011 ETA declaró "el cese definitivo de su actividad armada".

Cartel del exvicepresidente del Gobierno socialista Alfredo Pérez Rubalcaba, instalado en la sede del partido en la localidad cántabra de Solares, localidad natal del político, tras su fallecimiento.
Cartel del exvicepresidente del Gobierno socialista Alfredo Pérez Rubalcaba, instalado en la sede del partido en la localidad cántabra de Solares, localidad natal del político, tras su fallecimiento. Pedro Puente Hoyos / EFE

Alfredo Pérez se retiró de la política tras las derrotas del PSOE

El político socialista fue candidato en las elecciones generales de 2011, en plena crisis económica, y la derrota fue contundente. No obstante, un año después fue elegido líder del partido. Pero un segundo fracaso socialista en las elecciones europeas de mayo de 2014 lo llevó a dimitir, y tras fuertes tensiones en el seno del PSOE, fue sustituido por el actual presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez.

Pérez Rubalcaba conservó su escaño en el Congreso un mes más, hasta que se votó la ley de abdicación del rey Juan Carlos I, que facilitó el acceso al trono de Felipe VI. Entonces, Rubalcaba anunció en el Congreso que el voto socialista era "un voto positivo al consenso y a la convivencia" y consideró que la abdicación del rey Juan Carlos en su hijo Felipe VI "debería significar la apertura de un tiempo nuevo" para el diálogo y la renovación institucional, mientras algunas voces desde la izquierda reclamaban la república.

Días después abandonó su escaño, tras 21 años en la Cámara, con lo que se apartaba de la vida política después de tres décadas, para regresar a la universidad, como profesor de Química Orgánica en la Universidad Complutense de Madrid.

Este viernes 10 de mayo la muerte de Rubalcaba ha marcado el comienzo de la campaña para las elecciones municipales, regionales y europeas, con buenos pronósticos para el PSOE, cinco años después del fracaso socialista que precisamente llevó a su dimisión y abandono de la política.

Con EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.