Saltar al contenido principal
El Debate

Conflicto Israel – Palestina, ¿una crisis sin solución?

La comunidad internacional ha mostrado preocupación por el regreso de los enfrentamientos entre Israel y Palestina. Las últimas acciones, consideradas como las más violentas desde el año 2014, dieron origen a un cese al fuego que no luce suficientemente sólido ante la elevada tensión. En esta edición de El Debate analizamos las razones que han permitido el retorno de las acciones hostiles y qué medidas se podrían tomar internacionalmente para encontrar el camino a la esquiva paz en la región.

Anuncios

El conflicto árabe-israelí tiene entre 1915 y 1916 una de sus fechas cumbre cuando los territorios palestinos, dominados por el Imperio Turco Otomano, fueron ocupados por las fuerzas aliadas, tras vencer a los alemanes (a quienes se aliaron los turcos) durante la Primera Guerra Mundial.

Desde entonces los nacionalistas árabes han impulsado la idea de que Palestina fuese declarada independiente, algo que los británicos habían prometido. Sin embargo, en 1917, el secretario británico de Relaciones Exteriores prometió otorgarle un espacio a los judíos, quienes reclamaban a Palestina como su tierra desde que fueron expulsados por los romanos en el año 70 de la era cristiana.

A pesar que la tensión ha existido durante gran parte del siglo XIX, fue durante los primeros años de 2000 que arreciaron los hechos violentos entre Israel y Palestina, especialmente sobre el territorio de la Franja de Gaza.

"Es un enfrentamiento que viene ocurriendo porque el territorio de Gaza no es controlado por la Autoridad Palestina, ellos fueron expulsados de ahí en el año 2007 por Hamás, que es una organización terrorista, reconocida por gran parte de los países árabes", dijo Marcos Peckel, director de la Comunidad Judía en Colombia.

No obstante, las autoridades de la comunidad palestina denuncian la ocupación y el bloqueo como las causas que han motivado el surgimiento de nuevos hechos de violencia en la zona.

"Lo que pasa en Palestina corresponde a una situación interna que se llama ocupación. Si se asume que hay una ocupación y que parte de la solución radica en eliminar esa ocupación, créanme que podremos encontrar una buena salida"”, dijo Felipe Medina, magíster en estudios de Medio Oriente.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.