Saltar al contenido principal
En foco

La robotización de la sociedad china

En pocos años China ya se ha convertido en uno de los líderes en el sector de la robótica. En los últimos cinco años las ventas de robots en el país asiático han crecido en un 25% más cada año y ya hay más de 6500 empresas de robótica en el país. La inteligencia artificial es una de las prioridades del presidente chino Xi Jinping, que quiere hacer entender al mundo que China no es ya el país en vías de desarrollo que vende productos baratos, sino la segunda potencia económica

Anuncios

Almacenes de todo tipo de empresas tienen la automatización ya totalmente asumida en China, pero por ahora aseguran que la automatización no reduce las oportunidades de trabajo para los empleados humanos, sino que simplemente responde a una necesidad de mano de obra añadida. El gigante de ventas online Jindong, que ha empezado a utilizar drones para el servicio de mensajería y envío de paquetes por aire, asegura que los drones no sustituyen al empleado humano, sino que son simplemente una ayuda añadida.

Ha habido lanzamientos de robots que sí han generado preocupación en la sociedad China. A finales del año 2018 la agencia de noticias china 'Xinhua' presentaba a dos presentadores robot que trasmitirían las noticias en la web de la agencia las 24 horas del día. Los humanoides con aspecto similar al de un periodista real chino pueden leer las noticias simulando las pausas y la entonación de un presentador real.

Al preguntar en las calles de Beijing, la mayoría dice que hay que poner límites a la robótica, y que no querrían tener que seguir lo que ocurre en el mundo a través de un presentador robot. El presentador de la cadena de televisión china 'CCTV', Jeff Moody, en cambio, nos dice que a pesar de que los medios de comunicación chinos dejan menos lugar al toque personal y capacidad crítica de los presentadores, ve lejos la posibilidad de que un presentador robot sea realmente quien informe de la actualidad en las cadenas de televisión como 'CCTV'.

El presentador robot de 'Xinhua' es seguramente más bien una técnica de marketing para trasmitir imagen de modernidad y llamar la atención de los espectadores, y es que muchas empresas empiezan a incorporar pequeños robots a sus empresas simplemente para trasmitir una imagen innovadora.

En Beijing los representantes de la empresa de inteligencia artificial Xinxin Renlei  dicen que tener un robot en recepción se está volviendo casi una exigencia para los hoteles de más de 3 estrellas. Uno de los productos estrella de la empresa es un robot llamado Run, que recorre los pasillos de los hoteles para llevar a las habitaciones toallas, botellas de agua, champú y este tipo de artículos.

Otro robot que están vendiendo cada vez mejor es otro que utilizan para hacer el check-in y el check-out de forma rápida y sencilla: se introduce el documento de identidad, el robot escanea el rostro del cliente y en pocos segundos asigna una habitación facilitando la llave y el recibo. Ya cientos de hoteles han comprado este robot que cuesta 15.000 dólares. La empresa que surgió hace tan solo 5 años ya tiene clientes en más de 20 ciudades chinas. Un ejemplo más del éxito de la inteligencia artificial en el país asiático.

Cada año en la feria anual de robótica de Beijing son las empresas locales las que presentan los productos más innovadores: robots que bailan, o sirven cócteles, pero más allá de estos humanoides destinados a llamar la atención, los robots se están mezclando en la sociedad asumiendo ya tareas como el cuidado de niños o ancianos.

En la capital china ya hay una guardería en la que utilizan un pequeño robot que canta y baila para acompañar a los niños en sus primeros años de aprendizaje.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.