Saltar al contenido principal

Ocho muertos y seis heridos deja el ataque a un hotel de lujo en Pakistán

Foto de archivo de la vista general del hotel Pearl Continental en la localidad de Gwadar, provincia de Baluchistán, Pakistán, el 11 de abril de 2017.
Foto de archivo de la vista general del hotel Pearl Continental en la localidad de Gwadar, provincia de Baluchistán, Pakistán, el 11 de abril de 2017. Akhtar Soomro / Reuters

Las autoridades paquistaníes elevaron a ocho los muertos y a seis los heridos tras el ataque al hotel de lujo Pearl Continental en la provincia de Baluchistán. El asalto fue reivindicado por un grupo separatista.

Anuncios

Fueron ocho las víctimas mortales que dejó el ataque al Pearl Continental, según el Ejército de Pakistán. Entre los fallecidos se cuentan cuatro civiles, un militar y los tres atacantes que fueron abatidos por las fuerzas de seguridad en un tiroteo.

Durante el intercambio de disparos dos civiles y cuatro militares resultaron heridos. "Las fuerzas de seguridad han completado la operación de rastreo en el Pearl Continental de Gwadar. Los tres terroristas han muerto, sus cuerpos han sido retenidos para su identificación", informó la oficina de comunicación del Ejército en un comunicado.

El 11 de mayo de 2019, residentes pakistaníes observan desde una carretera el hotel Pearl Continental, donde tuvo lugar un ataque que se atribuyó el grupo separatista Ejército de Baluchistán ese día.
El 11 de mayo de 2019, residentes pakistaníes observan desde una carretera el hotel Pearl Continental, donde tuvo lugar un ataque que se atribuyó el grupo separatista Ejército de Baluchistán ese día. Str / AFP

Los insurgentes hacían parte del Ejército de Liberación de Baluchistán, que busca la independencia de la provincia. El asalto a la ciudad costera se produjo hacia las 16:45 hora local, el pasado 11 de Mayo. La intención de los atacantes era tomar varios rehenes, entre ellos "chinos y otros inversores extranjeros".

Al ingresar al complejo de lujo, los asaltantes asesinaron a uno de los guardias de seguridad que intentaba impedir su paso. Inmediatamente el personal dio aviso sobre la situación y "les cortó la entrada a la sala principal y los terroristas subieron por la escalera hacia las plantas superiores", según el Ejército.

De acuerdo a las autoridades, los atacantes desactivaron las cámaras de la cadena de televisión china 'CCTV' en el hotel, ubicaron explosivos en todos los puntos de acceso que conducen al piso superior y se atrincheraron en la terraza donde fueron abatidos, luego de que el personal y los huéspedes del hotel fueran evacuados, de acuerdo al comunicado que entregó el Ejército.

Baluchistán, entre el desarrollo y las amenazas

Los atacantes realizaron esta operación en el marco de su lucha contra lo que ellos reclaman como una explotación injusta de los recursos naturales del lugar. Baluchistán, que limita con Irán y Afganistán, es la provincia más pobre del país, pero tiene grandes reservas de gas natural y varios minerales. Allí queda ubicada el estratégico puerto de Gwadar, en las puertas del Mar Arábigo, un lugar de especial interés para Beijing, que está desarrollando el Corredor Económico China-Pakistán de 60.000 millones de dólares. El proyecto hace parte de uno de los más ambiciosos que adelanta el gigante asiático.

Este grupo separatista ha estado luchando durante décadas contra el gobierno central, bombardeando la infraestructura de la provincia, donde también operan otras facciones insurgentes. El Ejército de Baluchistán también ha denunciado planes de desarrollo industrial y ha prometido bloquearlos.

 En esta foto de archivo tomada el 13 de noviembre de 2016, un personal del Ejército paquistaní observa durante la apertura de un proyecto comercial en el puerto de Gwadar, en la provincia de Baluchistán, a unos 700 km al oeste de Karachi en Pakistán.
En esta foto de archivo tomada el 13 de noviembre de 2016, un personal del Ejército paquistaní observa durante la apertura de un proyecto comercial en el puerto de Gwadar, en la provincia de Baluchistán, a unos 700 km al oeste de Karachi en Pakistán. Aamir Qureshi / AFP

Pero el Gobierno lejos de amedrentarse ha afirmado sus compromisos con China y se comprometido a proteger sus inversiones y a sus trabajadores. “Tales intentos, especialmente en Baluchistán, son un esfuerzo por sabotear nuestros proyectos económicos y nuestra prosperidad", dijo el primer ministro Imran Khan, condenando el ataque.

El lujoso Pearl Continental está ubicado en una colina cerca del puerto y es el lugar a donde llegan huéspedes extranjeros, incluido el personal del proyecto chino, que no se encontraba en el edificio en el momento del ataque.

Pese a que la seguridad en la mayor parte del país se ha reforzado en los últimos años tras el ataque a una escuela en la ciudad occidental de Peshawar que cobró la vida de 148 personas, la inseguridad en la provincia de oro de Pakistán no se ha podido controlar. El mes pasado al menos 14 personas murieron en medio de un ataque contra autobuses que viajan entre la ciudad de Karachi y la localidad de Gwadar en Baluchistán, al sur del país.

Con EFE y Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.