Saltar al contenido principal

Sri Lanka: permanece el toque de queda tras ola de violencia contra musulmanes

Los soldados de Sri Lanka patrullan una carretera de durante el toque de queda.  14 de mayo de 2019.
Los soldados de Sri Lanka patrullan una carretera de durante el toque de queda. 14 de mayo de 2019. Dinuka Liyanawatte / Reuters

A pesar del toque de queda impuesto por el Gobierno después de un estallido de violencia, los ataques contra la minoría musulmana dejan hasta el momento un muerto y varias mezquitas y negocios incendiados y vandalizados.

Anuncios

Ya se cumplen tres semanas desde que Sri Lanka vivió la masacre del domingo de pascua donde murieron más de 250 personas dentro de iglesias católicas y hoteles de lujo el pasado 21 de abril. Después del mortífero ataque, que fue ejecutado por islamistas radicales y pese al estado de emergencia declarado por el gobierno, se ha desatado una oleada de violencia contra los musulmanes.

Durante el fin de semana, mezquitas y negocios en la provincia del noroeste de Sri Lanka han sido blanco de actos violentos anti musulmanes, por lo que el Gobierno declaró un toque de queda.

“Alrededor de 15 personas vinieron en tres o cuatro autos, me amenazaron con matarme. Salí corriendo por la puerta de atrás. El mismo grupo atacó la tienda de alimentos de mi hermano”, fue parte del testimonio de Nashr Mohamed, uno de los comerciantes afectados por la violencia.

Un hombre musulmán reacciona ante un ataque dentro de la mezquita Abbraar Masjid, en Sri Lanka.13 de mayo de 2019.
Un hombre musulmán reacciona ante un ataque dentro de la mezquita Abbraar Masjid, en Sri Lanka.13 de mayo de 2019. Dinuka Liyanawatte / Reuters

La policía local informó que un hombre de 42 años falleció tras ingresar a un hospital con registro de puñaladas. Un residente del área que ayudó a transportar a la víctima lo identificó como Mohamed Ameer Mohamed Sally.

Tras los arrestos de varios hombres y la inseguridad constante que viven los habitantes de Sri Lanka, el primer ministro, Ranil Wickremesinghe, impuso toque de queda desde la noche del 13 de mayo, que continúa vigente. “He otorgado todos los poderes necesarios a las fuerzas de seguridad para que tomen medidas severas contra aquellos que violan la paz al violar el toque de queda y la ley de emergencia. Las fuerzas de seguridad tomarán todas las medidas necesarias para actuar contra los que violan la ley”, informó Wickremesinghe, durante una rueda de prensa.

En su cuenta oficial de Twitter, el Primer Ministro, envió un mensaje para alentar a los habitantes en medio del temor que se vive en las calles. “Pido a todos los ciudadanos que permanezcan tranquilos… Las fuerzas de seguridad están trabajando incansablemente para detener a los terroristas y garantizar la seguridad del país” dice la publicación.

Las autoridades también impusieron una prohibición temporal en el uso de las redes sociales y en las aplicaciones de mensajería, incluida la de WhatsApp, luego de que se presentara un enfrentamiento en otra parte del país debido a una disputa en Facebook.

Los musulmanes han sido objeto de comentarios de odio en las redes sociales desde la matanza contra los cristianos.

Cristianos y musulmanes son minorías que representan menos del diez por ciento de la población en Sri Lanka, donde el 70% es budista.

Con Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.