Saltar al contenido principal

Sudán: la junta militar y la oposición acuerdan una transición de tres años

Un manifestante muestra un banner con los colores de la bandera de Sudán durante las protestas en Jartum, el 14 de mayo de 2019.
Un manifestante muestra un banner con los colores de la bandera de Sudán durante las protestas en Jartum, el 14 de mayo de 2019. Mohamed el-Shahed / AFP

El Consejo Militar de Transición y los líderes de las protestas civiles delinearon la conformación de un consejo de ministros y un órgano legislativo para el período transicional.

Anuncios

En las primeras horas del miércoles 15 de mayo, el Consejo Militar de Transición (TMC) y los líderes de las protestas civiles, agrupados en la coalición opositora Fuerzas de Libertad y Cambio (DFCF), anunciaron un acuerdo para la transición en Sudán, que se extenderá por tres años.

El teniente general Yasser al-Atta, integrante del TMC, indicó en una rueda de prensa que hubo “acuerdo” de todas las partes para que el camino hacia nuevas elecciones se extienda por tres años y que “en menos de 24 horas el Ejército y el pueblo celebraremos el acuerdo final, y esperamos que este alcance las aspiraciones del pueblo sudanés”.

Al-Atta informó que las partes lograron un entendimiento sobre la conformación del Consejo Soberano encargado de gobernar Sudán durante la transición, así como de los cuerpos de ministros y el legislativo.

En la misma línea se expresó Madani Abbas, vocero de DFCF, quien explicó que, entre los puntos del pacto, se destaca la inclusión de miembros opositores en el consejo de ministros y la puesta en marcha de un legislativo de 300 miembros, compuesto en un 67% por integrantes de la plataforma DFCF y el 33% restante por otras entidades y partidos.

Abbas remarcó que las negociaciones se reanudarán el miércoles 15 de mayo y éste podría ser el día para el anuncio del acuerdo final que regule la transición hacia nuevas elecciones en Sudán tras el derrocamiento de Omar al-Bashir el 11 de abril, el cual puso fin a un mandato de 30 años.

Con este período transicional de tres años –un término medio entre los dos que pretendía el Consejo Militar y los cuatro que exigían los opositores-, los gobernantes destinarán los primeros seis meses a alcanzar acuerdos de paz con los movimientos armados de Darfur, Kordofán del Sur y Nilo Azul.

Estas tres regiones se han visto asoladas por enfrentamientos armados entre grupos de rebeldes y el Ejército sudanés desde hace años, aunque la violencia se redujo en el último tiempo.

Según cifras de la ONU, Darfur ha sido la zona más afectada por los combates, que provocaron alrededor de 300 mil muertes y el desplazamiento de 2,7 millones de personas desde 2003.

Crearán un comité para investigar la violencia armada contra manifestantes opositores

Con el acuerdo próximo a concretarse, las autoridades militares esperan recuperar la calma en las calles ante la ola de protestas opositoras que no ha cesado pese a la caída de al-Bashir y que, desde entonces, ha mantenido la presión sobre el órgano gubernamental castrense para acelerar el traspaso del poder a la sociedad civil.

Con ese fin, las partes también acordaron la creación de un comité de investigación para dilucidar qué ocurrió la noche del lunes 13 de mayo, cuando grupos armados atacaron a los manifestantes que realizan una sentada frente al ministerio de Defensa desde principios de abril.

Según datos oficiales, al menos cuatro personas murieron y decenas resultaron heridas como consecuencia de la ofensiva, que los líderes de la plataforma DFCF consideraron como una maniobra de “fuerzas contrarrevolucionarias que están naturalmente disgustadas con cualquier progreso en las negociaciones”.

Los incidentes no frenaron a los manifestantes que retomaron la sentada el martes, pero esta vez sumaron bloqueos en carreteras y puentes utilizando ladrillos y piedras.

El martes 14 de mayo, Khalid Omar Youssef, un importante miembro de la DFCF, sostuvo que las balas disparadas contra los manifestantes fueron “de las Fuerzas de Apoyo Rápido”, un grupo paramilitar liderado por un integrante del Consejo Militar, por lo que el dirigente opositor responsabilizó a ese cuerpo por lo sucedido.

Desde el TMC dieron otra versión y culparon del ataque a grupos que intentan sabotear los avances en los diálogos para la transición.

Con Reuters y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.