Saltar al contenido principal
El bus de Europa

#BusEuropaF24, etapa 3: Eslovenia le apuesta a la economía 2.0

Personas observando el primer 'monumento Blockchain' del mundo, donde aparece el símbolo de la criptomoneda Bitcoin, en el centro de la ciudad de Kranj, Eslovenia, el 14 de marzo de 2018.
Personas observando el primer 'monumento Blockchain' del mundo, donde aparece el símbolo de la criptomoneda Bitcoin, en el centro de la ciudad de Kranj, Eslovenia, el 14 de marzo de 2018. Jure Makovec / AFP

El pequeño país ubicado entre los Balcanes y Europa central quiere convertirse en un líder de las nuevas tecnologías, que ya cambian tanto la esfera pública como las empresas. Su reto es estar en el centro de la cuarta revolución industrial.

Anuncios

En junio de 1991, Eslovenia proclamó su independencia de la hoy desaparecida Yugoslavia. Casi 28 años después esta nación ubicada en el corazón de Europa busca hacerse valer en el escenario internacional. Con unos 20.000 kilometros cuadrados, el territorio esloveno es 10 veces más pequeño que un país como Ecuador, pero desde allí se sueña en grande, por fuera de los límites físicos.

Su capital, Liubliana, atrae cada vez a más especialistas de un sector prometedor: las criptomonedas. A pocos kilómetros del centro histórico está la ‘Bitcoin City’, en referencia a la criptomoneda más usada, donde cohabitan empresas de alta tecnología y comercios que reciben ‘criptopagos’. Surgida hace una década, esta alternativa al sistema monetario tradicional, que se prescinde de las instituciones financieras como los bancos centrales, pasó de ser una tendencia a una opción real para millones de consumidores.

Pantallazo del sitio tokens.net, especializado en comercio de criptomonedas y propriedad del magnate esloveno de la Blockchain, Damian Merlak.
Pantallazo del sitio tokens.net, especializado en comercio de criptomonedas y propriedad del magnate esloveno de la Blockchain, Damian Merlak.

Llegaron en el escenario después de la crisis financiera mundial de 2008, durante la cual fue señalada la toma desproporcionada de riesgo de los bancos tanto en detrimento de sus clientes como de los Estados, que tuvieron que inyectar sumas colosales para eludir el quiebre total.

Según un estudio, aunque representan solo el 1% del ‘capital emprendedor’ mundial, los países del centro y este de Europa mueven el 20% de fondos globales relacionados con las criptomonedas. Entre ellos se destaca el papel de Rusia, o de su pequeña vecina, Estonia, cuna del Bitcoin y cuyos servicios estatales se encuentran digitalizados en un 90%, pero también Eslovenia.

Eslovenia le apuesta al Blockchain

Para el Gobierno local es una cuestión estratégica. "Todas las revoluciones tecnológicas anteriores fueron lideradas principalmente por Estados Unidos, pero esta vez será diferente", aseguran las autoridades eslovenas, "por primera vez, el resto del mundo puede participar por igual". Es dificil referirise a la tecnología de punta sin mencionar a California, sede las empresas que hicieron mutar la manera de interactuar de la gente a través de sus servicios. Pero para Eslovenia, ya es tiempo de la decentralización, gracias a una promesa: "levantar los pilares de un ecosistema nacional de Blockchain"”.

La Blockchain no es solamente la base sobre la cual funcionan las transformadoras pero inestables criptomonedas; también es un revolucionario sistema.

Ilustración de la tecnología Blockchain
Ilustración de la tecnología Blockchain FRANCE 24

Decentralizada, autónoma, transparente y segura, la Blockchain cambia la perspectiva de la circulación de la información. El envío de un dato de un usuario a otro recorre una red que tiene como característica no estar albergada en las servidores de una sola entidad, sino en el conjunto de los computadores que la conforman.

Así, tras agregarse a un bloque de informaciones, el dato es validado por la red, en caso de ser conforme a sus caracteristicas luego será agregado a una ‘cadena de bloques’, la Blockchain, visible por todos, lo cual confiere un grado de seguridad y visibilidad a este ‘viaje’.

La circulación de las criptomonedas, también creadas de manera decentralizada con base a la “minería” virtual, constituye el uso más frecuente de este sistema. Pero la Blockchain promete usos más amplios, como la gestión de los bienes raíces, la administración de documentos, o incluso la venta de energía sostenible.

Eslovenia recibió grandes cantidades de dinero para la investigación y el desarrollo tecnológico en el marco de la regalías de la Unión Europa (UE) y parte de esta plusvalía la invirtió en la Blockchain. Por lo cual las autoridades han promovido la creación de estructuras, especies de gremios, que agrupan en su suelo empresas de la región que se dedican a esta tecnología. Pero el sector privado no es el único que puede aprovechar esta dinámica, y el Gobierno lo sabe.

Después de la Tercer Revolución Industrial facilitada por Internet, ¿se avecina la Cuarta con la Blockchain?

“La tecnología Blockchain es muy buena en crear confianza en la información y los procesos en situaciones donde hay grupos grandes y heterogéneos de actores”, tal como una burocracia estatal, resalta el Observatorio del Blockchain de la UE.

La entidad subraya también lo que puede ofrecer la “cadena” en términos de “auditoría”, ya que cada ciudadano conectado podría “rastrear cuándo y dónde se ingresaron los datos, para qué se usaron y quiénes han accedido a ellos”, incrementando de esta manera la transparencia de la información de interés público. Además, los ahorros que haría el Estado en materia de trámites serían notables.

Vista de la ciudad turística de Piran, en el Cabo Madona, Eslovenia, el 6 de mayo de 2018.
Vista de la ciudad turística de Piran, en el Cabo Madona, Eslovenia, el 6 de mayo de 2018. Jure Makovec / AFP

La Blockchain es una de las múltiples facetas de la Cuatra Revolución Industrial, la “gran aceleración” de la actividad humana, que engloba la inteligencia artificial , el poder de las nuevas tecnologías y la modernización de las industrias clásicas.

Según el Foro Económico Mundial, la Blockchain podría constituir una solución para descarbonizar los intercambios de materias primarias, al simplificar la manera de funcionar del comercio pero facilitaría también el desarrollo de la economía circular: "podría incentivar a las empresas a diseñar y fabricar de manera que sea más fácil administrar el ciclo de vida del producto y recuperar los materiales", resalta.

Pese a ser aún teóricos o estar en fase de prueba, estos insumos interesan a los gobiernos, como el de Eslovenia. Sin embargo, una revolución digital carecería de fundamentos al no implicar al conjunto de la sociedad. La Comisión Europea ubica en el puesto 15 al pequeño país, sobre los 28 miembros de la UE en cuanto a su conectividad y sus servicios digitales.

Aunque se encuentre mejor clasificada que Francia, Eslovenia tendrá que seguir reforzando sus capacidades tecnológicas para alcanzar su meta de convertirse en el centro europeo de la economía 2.0, y para que los expertos de ese sector sigan llegando en flujo continuo, al igual que los turistas antojados de la belleza de sus paisajes.

Consulte todas las paradas del Bus de Europa, de France 24, aquí.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.