Saltar al contenido principal

Colombia: tras renuncia de fiscal general, la ministra de Justicia se aparta de su cargo

Registro de la saliente ministra de Justicia y del Derecho de Colombia, Gloria María Borrero, quien anunció su renuncia el 16 de mayo de 2019.
Registro de la saliente ministra de Justicia y del Derecho de Colombia, Gloria María Borrero, quien anunció su renuncia el 16 de mayo de 2019. EFE

A la renuncia del fiscal general, Néstor Humberto Martínez, se suma ahora la de la ministra de Justicia. Las dimisiones se dan luego de que el tribunal de paz decidiera no extraditar a un exjefe negociador de las FARC.

Anuncios

Una nueva renuncia de alto calado en medio de la crisis política y constitucional que vive Colombia. Este 16 de mayo Gloria María Borrero, la ministra de Justicia, se apartó de su cargo justo un día después de que el fiscal general, Néstor Humberto Martínez renunciara.

El presidente colombiano Iván Duque confirmó la decisión: "he dialogado con la ministra de Justicia, Gloria María Borrero, y la señora ministra ya se retirará del cargo del Ministerio de Justicia; le he aceptado su renuncia, he conversado con ella hace varios días".

Borrero solo llevaba en el cargo nueve meses y representa la primera baja del gabinete de Duque. Su renuncia ahonda aún más la crisis que vive el país suramericano.

Para la exministra su renuncia son "los cambios normales de cualquier Gobierno". "Llegó el momento en que el Ministerio de Justicia necesita otro liderazgo", dijo al medio local 'Noticias RCN'.

A pesar de su corto paso por el Ministerio de Justicia, la gestión de Gloria María Borrero fue muy criticada por su bajo perfil en las discusiones de los grandes temas jurídicos del país, tanto por amigos y enemigos del Gobierno de turno.

La crisis estalló el pasado 15 de mayo cuando la decisión de la Jurisdicción Especial para la Paz, pactado tras los acuerdos de La Habana, de no extraditar, y de ordenar su liberación, a un reconocido jefe guerrillero de las FARC, conocido como 'Jesús Santrich'.

La implementación de los acuerdos de paz en Colombia divide a la opinión pública

'Santrich' fue pedido en extradición por una corte de Nueva York por un presunto caso de narcotráfico. Para los detractores del proceso de paz, el caso de 'Santrich' es una de sus banderas porque cimientan su más fuerte crítica en que en los acuerdos de La Habana se pactó "impunidad" y el caso del exguerrillero, para ellos, era una muestra de ese argumento.

Para los miembros de la FARC, 'Santrich' fue víctima de un montaje del Departamento de Estado de EE.  UU y el fiscal general de Colombia, Néstor Humberto Martínez, -acusado además de un conflicto de interés por asesorar empresas vinculadas al escándalo Odebrecht- que buscaba torpedear la implementación de los acuerdos.

La FARC entendían la posible extradición de Santrich como una línea roja. Incluso dos comandantes, entre ellos quien fue el jefe negociador en la Habana, 'Iván Márquez', huyeron a la clandestinidad tras conocer la captura del exguerrillero hace poco más de un año.

 La implementación de los acuerdos de paz en Colombia divide a la opinión pública en ese país. En el 2016 un referendo para refrendar los acuerdos fue derrotado por el 50,7% de los votos frente al 49,7%

En ese clima, en el 2018 fue elegido Iván Duque, del partido que hizo oposición a los acuerdos de La Habana. Duque llegó al poder tras promesas de reformas de fondo a lo acordado. Estados Unidos se convirtió en uno de sus más cercanos aliados.

El presidente de Colombia, Iván Duque Márquez, habla durante la Cumbre Concordia Américas, en Bogotá, Colombia, 13 de mayo de 2019.
El presidente de Colombia, Iván Duque Márquez, habla durante la Cumbre Concordia Américas, en Bogotá, Colombia, 13 de mayo de 2019.

Días atrás a tres magistrados de altas cortes, que debían decidir sobre la ley estatutaria que reglamenta la Justicia Especial para la Paz, le fueron retirados sus visados a Estados Unidos. Aunque después les fueron devueltos, los presidentes de las altas cortes rechazaron las presiones.

El acuerdo de paz en Colombia puso fin a una guerra entre la guerrilla comunista de las FARC y el Estado Colombiano que dejó más de 200.000 civiles muertos. Y significó, según la ONU, la entrega de más de 8.000 armas de por lo menos 7.000 combatientes.

Con EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.