Saltar al contenido principal

Reino Unido: la imparable carrera de los euroescépticos en las elecciones europeas

El líder del Partido Brexit Nigel Farage y Mike Greene, candidatos del Partido Brexit para las próximas elecciones parciales de Peterborough, viajan en un autobús de campaña en Peterborough, Gran Bretaña, 9 de mayo de 2019.
El líder del Partido Brexit Nigel Farage y Mike Greene, candidatos del Partido Brexit para las próximas elecciones parciales de Peterborough, viajan en un autobús de campaña en Peterborough, Gran Bretaña, 9 de mayo de 2019. Simon Dawson / Reuters

En estos comicios, a los que Reino Unido acude a pesar de haber programado su salida de la UE para el 29 de marzo, los partidos tradicionales podrían perder su fuerza frente a los movimientos que prometen materializar el divorcio de la comunidad.

Anuncios

El eurodiputado Nigel Farage es, contradictoriamente, el euroescéptico más famoso de Reino Unido. Es reconocido por ser una de las primeras voces en plantear la tesis de que su país debería salir de la Unión Europea, poniendo fin a una relación de más de 50 años. Años más tarde, esa promesa de campaña, lo convertiría en el líder del United Kingdom Independent Party (UKIP), un partido catalogado de derecha.

Farage, tan controversial como carismático, y que mueve masas en todo el país, fue también uno de los primeros políticos en el mundo en reunirse con el entonces recién elegido presidente Donald Trump. En la foto, en la que aparecen los dos sonrientes, se resume un proyecto nacionalista. El discurso del británico, muy crítico de la Unión Europea, ha sido el mismo desde hace 20 años.

Cuando el Brexit triunfó, en el referendo del 2016, Farage anunció su retiro de la política porque su ‘misión’ había concluido. Pero regresó porque el Brexit no se ha ejecutado y se considera el llamado a hacerlo, así nació su nuevo partido, el Brexit Party (Partido del Brexit).

"Es un deber. No podemos volver a permitir que un gran ejercicio democrático como este (referendo del Brexit) sea dejado a un lado por políticos de carrera de los partidos Laborista y Tory (conservador)”, declaró a medios locales.

Este partido, que lleva menos de seis meses en la escena política y se conoce desde marzo, lidera hoy las intenciones de voto para las elecciones europeas. Según la firma encuestadora YouGov, el partido Brexit podría lograr el 34 por ciento de las votaciones.

El partido Brexit podría lograr el 34 por ciento de la votación.
El partido Brexit podría lograr el 34 por ciento de la votación. YouGov

En entrevista con France 24, el subdirector de Changing Europe y profesor de University of Surrey, Simon Usherwood, explica las razones por las que ese nuevo partido lidera las encuestas: "Ofrece a los votantes la oportunidad de expresar sus frustraciones sobre el proceso Brexit, tienen una posición política clara en contraste con los partidos Conservador y Laborista y, por lo tanto, para todos los que están decepcionados, molestos y confundidos sobre cómo los políticos británicos se han ocupado del Brexit, este partido parece ofrecer una opción muy clara".

La estrategia de Farage consiste en afianzar el electorado molesto por el incumplimiento del Gobierno para el Brexit y además robarle los votos al Laborismo en las zonas que son reconocidas como su fortín electoral. En muchas de estas ganó el referendo de 2016.

El efecto Brexit pasa sus facturas a los partidos tradicionales

En la votación de este 2019, la población del Reino Unido acudirá a las urnas en contravía de su deseo. Para esta época, el país debería haber abandonado el bloque comunitario. Por esta razón, el voto podría catalogarse como un castigo.

Es decir, las proyecciones de voto han evidenciado que los británicos apoyarán partidos diferentes, que prometen materializar el Brexit y no los tradicionales a los que responsabilizan por el caos que vive el país.

Así como en las elecciones regionales de hace unas semanas, se prevé que el Partido Conservador, del que Theresa May es la jefa, sufrirá una gran derrota. Y es que, aunque la Premier intentó evitar la participación en estos comicios, no lo logró.

Manifestantes a favor del Brexit gesticulan y ondean banderas fuera del Parlamento en Londres, Reino Unido, el 29 de marzo de 2019.
Manifestantes a favor del Brexit gesticulan y ondean banderas fuera del Parlamento en Londres, Reino Unido, el 29 de marzo de 2019. Alkis Konstantinidis / Reuters

La no participación estaba ligada a la aprobación del acuerdo Brexit en el Parlamento que ya ha sido rechazado en tres oportunidades. El Gobierno aplazó hasta el último día la convocatoria a estas elecciones. Confiaba, en una vaga esperanza, que este acuerdo sería aceptado en una cuarta votación, tras un pacto entre el Gobierno y la oposición, que no ha dado los resultados esperados. 

El Brexit, una vez más, será un motor determinante en la política británica. Aunque las elecciones del Parlamento Europeo no tienen un efecto directo en la convulsa realidad del país, sí arrojan escenarios que permitirán entender el sentimiento nacional.

El Reino Unido, que incluye a Escocia, Inglaterra, Irlanda del Norte y Gales, tendrá 73 sillas. Estos europarlamentarios serán representantes de 12 regiones. Así como en Países Bajos, los británicos acudirán a las urnas el 23 de mayo.

"Lo que el panorama general mostrará es que el Reino Unido todavía está dividido sobre el Brexit"

Más allá de los partidos, las dos fuerzas claras que lideran la intención de voto son las que hacen del Brexit su principal propuesta y quienes, por el contrario, proponen una alternativa diferente. Es decir que esta votación será un pulso entre dos proyectos antagónicos.

La profesora Sara Hobolt, experta en política y opinión pública del London School of Economics (LSE) asegura que "las elecciones europeas no son un segundo referendo del Brexit, pero enviarán una señal a los diputados de si los Leavers (salirse) o Remainers (quedarse) están más motivados".

Por el contrario, las encuestas muestran que los partidos tradicionales y asociados directamente con la crisis que vive el país, como el Conservador, tendrían un 10 por ciento de los votos.

El profesor Usherwood resalta que "está claro que estas elecciones el público expresará su opinión sobre Brexit y el camino que debe tomar. No hay mucha gente interesada en lo que realmente hacen los eurodiputados porque no tendrán ningún papel en el Brexit, pero el papel del Brexit será grande, precisamente porque la opinión pública está muy dividida. Los resultados serán un reflejo de eso".

Agrega que "es casi seguro que el Partido del Brexit será primero y tendrá una muy buena presentación, pero también resultados positivos para los partidos pro-permanencia como los Demócratas Liberales, los Verdes y Change UK. Todos estos tendrán un mejor desempeño que en las elecciones nacionales. Lo que el panorama general mostrará es que el Reino Unido todavía está dividido sobre el Brexit. El partido Brexit tendrá la mayoría de los eurodiputados, pero también habrá un bloque de tamaño considerable que no desea abandonar (la Unión Europea)".

Nigel Farage lleva años persiguiendo un escaño en el Parlamento de Westminster que le sigue siendo esquivo, mientras que su silla en el Parlamento Europeo parece asegurada nuevamente.

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.