Saltar al contenido principal

Detienen a los últimos activistas que permanecían en la Embajada de Venezuela en Washington

Efectivos de la Policía Metropolitana de Washington desalojaron a cuatro activistas de la ONG CodePink, que se encontraban en la Embajada de Venezuela en Washington el 16 de mayo de 2019.
Efectivos de la Policía Metropolitana de Washington desalojaron a cuatro activistas de la ONG CodePink, que se encontraban en la Embajada de Venezuela en Washington el 16 de mayo de 2019. Carlos Vilas / EFE

Cuatro activistas de la organización CodePink fueron detenidos luego de que las autoridades estadounidenses llevaran a cabo un operativo para retirarlos de la Embajada de Venezuela en Washington. La oposición celebró el desalojo.

Anuncios

Efectivos de seguridad estadounidenses, entre los que se encontraban policías y agentes del Servicio Secreto, desalojaron a los cuatro activistas de la ONG CodePink que se encontraban en la sede de la Embajada de Venezuela en Washington este 16 de mayo.

De acuerdo con la agencia de noticias EFE, que cita a la abogada de la ONG, los activistas fueron detenidos por las autoridades y se espera que en las próximas horas sean procesados, aunque los cargos en su contra aún se desconocen.

"Los cuatro que estaban dentro de la embajada han sido detenidos y ahora van a ser procesados", dijo Mara Verheyden-Hilliard, abogada de la ONG CodePink quien agregó a la agencia de noticias AP que desconocían su paradero e iniciarían las investigaciones en cuanto a los cargos criminales que podrían enfrentar.

CodePink llevaba adelante la acción "Colectivo de Protección de la Embajada" tras acepta la invitación de los representantes del presidente Nicolás Maduro a mudarse al edificio.

A través de la red social Twitter, la referida ONG se pronunció y denunció que la acción llevada a cabo por las autoridades estadounidenses contraviene algunos conceptos establecidos en la Convención de Viena y el derecho internacional.

CodePink se define como un ONG pacifista que desde hace varias semanas ha establecido una protesta en la sede diplomática de Venezuela con el objetivo de "evitar una guerra" y mostrar rechazo a las acciones estadounidenses en la nación sudamericana.

En una conversación con el canal 'Telesur', la cofundadora de CodePink, Medea Benjamin, calificó la acción de las autoridades como un "espectáculo" y dijo que a pesar de su salida seguirán manifestándose a favor "del pueblo de Venezuela".

"Eso fue un show, ellos (las autoridades) sabían que los que estaban ahí eran personas pacíficas y que no iban a responder violentamente. Lo que hicieron fue mostrarle al mundo que Estados Unidos continúa apoyando un golpe de Estado en Venezuela", dijo Benjamin.

La activista agregó que evitarán que los delegados de Juan Guaidó, reconocido por Estados Unidos como presidente interino de Venezuela, ingresen a la sede diplomática e instó a los demás integrantes de la organización a que se sumen a las movilizaciones que realizarán entre el 16 y el 19 de mayo en las inmediaciones del edificio.

Jorge Arreaza: "Venezuela responderá dentro del derecho internacional"

A través de una serie de mensajes en la red social Twitter, el canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, se pronunció sobre lo ocurrido y respaldó la labor desempeñada por los cuatro activistas y anunció que el país estudia la respuesta bajo los parámetros del derecho internacional.

"La moral de los cuatro activistas es más poderosa que la fuerza represiva de las decenas de policías armados desplegados. El Gobierno de Venezuela se reserva y evalúa respuestas en el marco del Derecho Internacional, amparadas en el conocido principio de reciprocidad", dijo Arreaza en uno de los escritos.

En los alrededores de la Embajada de Venezuela en la capital estadounidense, decenas de venezolanos, radicados allí, se apostaron en las afueras de la sede diplomática para presionar a los activistas a su retiro.

A través de un tweet, Carlos Vecchio, designado por Juan Guaidó como encargado de negocios de Venezuela ante Estados Unidos, celebró la decisión y agradeció a los cuerpos policiales y al Gobierno de Estados Unidos por el apoyo prestado para el retiro de los activistas de la sede diplomática.

La sede diplomática venezolana, así como los departamentos consulares de ese país en territorio estadounidense, fueron desalojados por los representantes del Gobierno de Nicolás Maduro luego que este rompiera relaciones con Estados Unindos ante el reconocimiento de Juan Guaidó como presidente legítimo de Venezuela.

Con EFE y AP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.