Saltar al contenido principal

Los laboristas rompen las negociaciones con el gobierno de May sobre el Brexit

El líder del partido Laborista, Jeremy Corbyn, envió una misiva a la primera ministra en la que señaló que seguir negociando no tiene sentido. 17 de mayo de 2019.
El líder del partido Laborista, Jeremy Corbyn, envió una misiva a la primera ministra en la que señaló que seguir negociando no tiene sentido. 17 de mayo de 2019. Toby Melville / Reuters

Según Jeremy Corbyn, líder del opositor Partido Laborista, no servirá de nada continuar los diálogos, que iniciaron hace seis semanas, mientras continúa la "inestabilidad" en el gobierno de Theresa May.

ANUNCIOS

Un nuevo reversazo para la primera ministra británica Theresa May. El líder del Partido Laborista le envió una carta abierta en la que da por terminadas las conversaciones con el Gobierno sobre el Brexit.

El opositor asegura que hay una marcada "inestabilidad" entre los conservadores, el partido oficialista, lo que ha hecho que la autoridad del Gobierno se vea "erosionada".

El opositor indica en la misiva que "sin cambios significativos, continuaremos oponiéndonos al acuerdo del Gobierno al considerar que no protege los trabajos, los estándares de vida y la industria manufacturera en Reino Unido".

Asimismo, resalta que, muchas veces, integrantes del Ejecutivo rechazaron propuestas presentadas por el propio equipo negociador de May. Sin embargo, destaca que las conversaciones se desarrollaron de forma "constructiva" y "detallada".

La decisión de Corbyn se produce luego de que este jueves 16 de mayo la primera ministra aceptara acordar un calendario para dejar el poder una vez que se haya votado el acuerdo del Brexit, por cuarta vez, en la semana del 3 de junio.

May responde: "No hubo acuerdo con los laboristas sobre si querían que se produzca el Brexit o se realice un segundo referendo"

Tras la carta del opositor, la primera ministra indicó que las negociaciones sí fueron constructivas y se lograron acuerdos en varios puntos. No obstante, resaltó que los laboristas no pudieron ponerse de acuerdo en si querían que se produjera el Brexit o se realizara un segundo referendo.

Por su parte, una fuente de la oficina de May señaló que si los diputados británicos no aprueban el acuerdo del Brexit antes del receso de verano, las opciones serán "significativamente más desagradables".

Los diálogos entre las partes habían iniciado hace seis semanas, en un intento por alcanzar un acuerdo a nivel parlamentario sobre el pacto de salida de Reino Unido de la Unión Europea.

La retirada de Reino Unido del bloque estaba prevista, en principio, para el pasado 29 de marzo pero la falta de consenso retrasó la fecha hasta el 31 de octubre.

Los laboristas son partidarios de una unión aduanera permanente con la Unión Europea, opción que rechaza el Ejecutivo al considerar que no le permitiría a Reino Unido negociar acuerdos comerciales con terceros países.

Con Reuters y EFE

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.