Saltar al contenido principal

Ingleses celebran nacimiento de bebé operado de espina bífida sin sacarlo del útero

Sherrie Sharp acompañada de su bebé Jaxson, después de haber sido sometido a una cirugía fetoscópica tras sufrir de espina bífida, en Londres, Inglaterra, el 17 de mayo de 2019.
Sherrie Sharp acompañada de su bebé Jaxson, después de haber sido sometido a una cirugía fetoscópica tras sufrir de espina bífida, en Londres, Inglaterra, el 17 de mayo de 2019. Reuters TV

Al recién nacido le detectaron un problema en la médula espinal cuando tenía 20 semanas de gestación. Sus padres aceptaron el procedimiento quirúrgico a pesar de los riesgos.

ANUNCIOS

La madre del bebé, Sherrie Sharp, aseguró que su hijo Jaxson es un milagro: "“Me dijeron que no podía tener hijos y luego quedé embarazada de él. Y, de todos modos, fue un embarazo de muy alto riesgo".

Los médicos detectaron la malformación congénita durante las primeros cinco meses de embarazo. Aunque una de las primeras opciones ofrecidas para la joven madre fue la suspensión de su embarazo, se rehusó a hacerlo y prefirió confiar en los avances de la medicina:

"Obviamente la terminación fue un 'no' definitivo. Y luego nos ofrecieron una cirugía, que en ese momento sonaba realmente aterradora, y me sonó a mí, era simplemente imposible. Pensé en cómo podrían hacerlo de forma segura, y no lo entiendo", contó Sharp a los medios locales.

Los padres del menor de edad tuvieron que aprender sobre el concepto de espina bífida. Con la ayuda de los médicos comprendieron que la columna vertebral venía con un defecto que, si no era intervenida, podría con el tiempo impedir que el bebé se sentara, sostuviera, caminara o incluso, traerle problemas de aprendizaje.

¿Cómo fue el procedimiento quirúrgico?

La cirugía fue descrita por los médicos del Hospital del King’s College como "mínimamente invasiva". Los cirujanos usaron tres tubos de plástico muy pequeños que entran en el útero sin necesidad de abrir el abdomen materno. Las incisiones son muy diminutas y los tubos se colocan dentro, ubicando también una cámara al interior para poder operar. Al finalizar el procedimiento, los neonatólogos colocan un parche en la parte superior de los nervios y saturan la piel.

Los cirujanos del King's College Hospital dicen que el procedimiento no es una cura, pero podría ser la diferencia entre que algunos niños aprendan a caminar o no.

Sherrie Sharp y su hijo Jaxson fueron operados cuando tenía casi siete meses de embarazo. La espina bífida se diagnosticó después de las exploraciones de rutina de las primeras 20 semanas de gestación. Los exámenes mostraron que la columna vertebral y la médula espinal de Jaxson no se estaban formando correctamente.

Los huecos en la columna vertebral en desarrollo significaban que el cordón salía de su espalda y quedaba expuesto al líquido amniótico en el útero. Este problema también traería como consecuencia la parálisis, pérdida de sensibilidad en las piernas y problemas para controlar la vejiga y los intestinos.

Hoy, la familia de Jaxson está feliz porque el bebé está sano y salvo. Nació a las 33 semanas y sus padres no se arrepienten de la decisión tomada: "Mira sus piernas, él tiene mucho movimiento en sus piernas. Si no lo hubiéramos sometido a la cirugía, no las habría podido mover", dijo Sharp.

Avanza a pasos gigantes la medicina neonatal

Ahora los padres no tienen que esperar hasta que un niño nazca para ser sometido a una cirugía correctiva de este tipo. Desde los primeros meses de gestación, se pueden detectar malformaciones congénitas y tratarlas durante el embarazo.

La evidencia científica sugiere que operar durante el segundo trimestre reduce el daño a los nervios y las consecuencias a largo plazo para la salud del paciente. En ese mismo sentido, operar en el útero también reduce el riesgo de complicaciones en el futuro, pero no puede eliminarlas por completo.

El Reino Unido es pionero en este tipo de cirugías las cuales representan un avance para quienes podrían padecer las graves consecuencias de la espina bífida.

Con Reuters

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.