Saltar al contenido principal

Taiwán se convirtió en el primer país asiático en legalizar el matrimonio homosexual

Activistas LGBTI celebran después de que el Parlamento de Taiwán aprobara la ley de matrimonio homosexual, en Taipéi, el 17 de mayo de 2019.
Activistas LGBTI celebran después de que el Parlamento de Taiwán aprobara la ley de matrimonio homosexual, en Taipéi, el 17 de mayo de 2019. Tyrone Siu / Reuters

El Parlamento taiwanés aprobó un proyecto para habilitar las uniones entre personas del mismo sexo, que incluye derechos sobre la adopción. La medida despertó alegría entre activistas LGBTI y críticas de sectores conservadores.

Anuncios

El Parlamento de Taiwán aprobó el viernes 17 de mayo por amplia mayoría una ley que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo, un movimiento histórico que ubica al país como el primero de Asia en tomar esa determinación.

Los legisladores dieron el visto bueno a la propuesta presentada por el Gobierno, que era más amplia que otras dos alternativas que se referían a la unión de homosexuales en general. La medida fue respaldada por el mayoritario Partido Democrático Progresista (DPP, por sus siglas en inglés) y recibió 66 votos a favor y 27 en contra.

El proyecto del Gobierno era el único de los tres que permitía que los homosexuales tuvieran derechos de adopción limitados a las parejas homosexuales y era el único que contaba con el respaldo de los activistas LGBTI.

La normativa entrará en vigencia el próximo 24 de mayo, una vez que la presidenta Tsai Ing-wen lo convierta en ley. Tras la aprobación de la medida, la mandataria consideró que “es un día de orgullo para Taiwán” porque “demostramos el valor de la amabilidad y la inclusión de esta tierra para el mundo”.

“A través de la legalización, (nosotros) nos aseguramos de que el amor de todos sea igual y de que todos sean tratados por igual”, agregó Tsai, que cumple así una de sus promesas de la campaña previa a las elecciones presidenciales de 2016.

A pesar de las fuertes lluvias que arreciaron Taipéi, más de 35 mil personas se movilizaron para exigir a los parlamentarios la aprobación de la ley y celebraron la decisión del legislativo.

Ken Chen, un músico de 32 años que siguió la votación en las afueras del Parlamento, destacó que “después de 30 años de lucha, los homosexuales finalmente pueden casarse” y reconoció que “muchos de nosotros estábamos llorando”.

La aprobación de la ley llega como resultado de años de lucha luego de que en 2017, la Corte Constitucional de la isla considerara que la prohibición del matrimonio homosexual era anticonstitucional.

Sectores conservadores rechazan la medida y desafían a Tsai Ing-wen

Más allá del carácter histórico de la medida, no todas las reacciones fueron iguales.

La organización defensora de los derechos humanos Amnistía Internacional (AI) dio la bienvenida a la medida tras una “campaña larga y ardua”. “Esperamos que esta histórica votación genere olas en Asia y ofrezca un impulso muy necesario en la lucha por la igualdad de las personas LGBTI en la región”, declaró Annie Huang, directora interina de AI Taiwán.

Sin embargo, desde los sectores conservadores cuestionaron duramente la decisión y a la presidenta Tsai Ing-wen, que ve amenazadas sus aspiraciones de reelección en las elecciones de enero de 2020.

Los críticos cuestionan a Tsai por ir en contra de los votantes de Taiwán que el año pasado votaron mayoritariamente en contra del matrimonio homosexual en una serie de referendos y definieron el matrimonio como la unión bajo el derecho civil de un hombre y una mujer, aunque buscaban una ley especial para las uniones de personas del mismo sexo.

Tseng Hsien-ying, presidente de la llamada Coalición para la Felicidad de Nuestra Próxima Generación, dijo en un comunicado que “la voluntad de unos siete millones de personas” que votaron en el referendo “ha sido pisoteada” y advirtió a Tsai que “el público masivo contraatacará en 2020”.

Además, Taiwán podría encontrar la resistencia de Hong Kong y la vecina China, que no reconocen esas uniones.

Con Reuters y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.