Saltar al contenido principal

Pedro Almodóvar se emociona y conmueve en Cannes con su 'Dolor y Gloria'

Alfombra roja de la proyección de la película 'Dolor y Gloria' en competencia en Cannes, Francia, el 17 de mayo de 2019.
Alfombra roja de la proyección de la película 'Dolor y Gloria' en competencia en Cannes, Francia, el 17 de mayo de 2019. Eric Gaillard / Reuters

Entre los 21 filmes en competición, solo uno habla español y lleva una gran firma: la de Pedro Almodóvar, quien ha abierto el baúl de los recuerdos con 'Dolor y Gloria'. Una cinta con la que no ansía la Palma, sino seguir filmando de modo "personal".

ANUNCIOS

El cine español se tomó este viernes 17 de mayo la alfombra roja y las escalinatas del ‘Palais’ de Cannes. Y es que, en pleno ecuador del festival, la noche estaba reservada a un solo nombre: el del director Pedro Almodóvar, que desfiló con ‘Dolor y Gloria’, su cinta más introspectiva y personal.

Se trata de la sexta película que el cineasta de Castilla-La Mancha presenta en la competición francesa, con opciones de alcanzar el máximo premio, la Palma de Oro. Y haciendo balance de galardones (entre ellos dos premios Oscar) se diría que podría acariciarla una vez más: en 1999, ‘Todo sobre mi madre’ le llevó a ser el mejor director, mientras que en 2006 la Croisette se quedó prendada de su guion ‘Volver’, también Premio Goya.

Si bien, en las últimas horas, Almodóvar ha aclarado que no, que no anhela la estatuilla dorada: “La prensa francesa cree que estoy loco por ganar la Palma”, respondía a la revista española Fotogramas; “Yo no tengo ansia por la Palma, porque si no, no podría venir a concursar. He estado dos veces en el jurado y sé cómo funciona la mecánica de los premios, el difícil ‘regateo’ (…) Nunca me obsesionó la Palma de Oro y menos ahora”, sentenciaba al diario El País, antes de abrir el telón en el Gran Teatro Lumière.

Puede que no ansíe la Palma, pero ‘Dolor y Gloria’, la única cinta en español en competencia y la segunda que podría ganar España (solo la obtuvo Luis Buñuel en 1961), comparte con ‘Todo sobre mi madre’ y ‘Volver’ un mismo elemento: la actuación de Penélope Cruz, su musa y amuleto, quien deslumbrante en la alfombra aseguró que colaborar con Pedro siempre “es una nueva aventura”. Una aventura a la que en esta ocasión se han sumado Antonio Banderas, Asier Etxeandía, Leonardo Sbaraglia y Nora Navas.

Almodóvar: “En ella estoy más reflejado que en ninguna otra película”

Cannes podría enamorarse de ‘Dolor y Gloria’, un filme íntimo en el que la cámara mira directamente al alma de Almodóvar, a partir del alter ego de Salvador Mallo (aquí Antonio Banderas). Mallo es el hilo que nos guía por todas las vivencias de un director de cine en crisis existencial -en el ocaso, según sinopsis-, y quien empieza a rememorar desde su infancia en los años 60 hasta el vacío vital y artístico que siente en su carrera ante la dificultad de seguir creando. Si bien, en ese viaje propio, termina encontrando una narración y a la vez un posible bote salvavidas.

{{ scope.counterText }}
{{ scope.legend }}© {{ scope.credits }}
{{ scope.counterText }}

{{ scope.legend }}

© {{ scope.credits }}

“No sé por qué he hecho esta película. En ella estoy más reflejado que en ninguna otra, pero todas mis películas me representan. Únicamente, que nunca lo había hecho detrás de un personaje que tuviera mi misma profesión y algunas condiciones físicas también similares. No quiero tampoco decir que uno hace cine como terapia porque en absoluto es así (…) Pero en este caso, la película, una vez terminada, ha sido una especie de bálsamo porque estaba preocupado por las mismas razones que el protagonista. No estoy seguro de poder hacer físicamente la próxima película, y no solo físicamente, sino que tengo miedo de no sentir la misma pasión que he sentido hasta ahora por contar historias. Tengo miedo y todavía convivo con ese miedo”, se sinceró al medio ABC.

Esta mezcolanza de sentimientos reales y cinematográficos fue lo que proyectó Almodóvar en Cannes, quien se emocionó por el gran recibimiento de su ‘Dolor y Gloria’. El director español, tras la resaca cinéfila, reiteró que su gran premio es seguir haciendo películas “del modo más personal posible”: “La noche maravillosa de ayer no significa nada más ni nada menos que haber experimentado esa noche maravillosa. Los problemas en la vida son los mismos que antes”, dijo este 18 de mayo ante la prensa, sintiéndose ya más francés, “o como dicen ellos, estoy francés”.

En los primeros pases de la película la prensa mostró opiniones divergentes. ‘Gloria’ en cada escena que ha provocado la risa. De otra parte, ‘dolor’ y miedo por si el jurado, liderado por el mexicano Alejandro González Iñárritu, no entenderá el largometraje ni lo premiará, ya que para disfrutar de esta obra uno debe haber buceado bastante en el universo Almodóvar.

"Evidentemente hay mucho de mí en este filme, pero desde el momento en que empiezas a escribir, la ficción domina el relato. Estoy muy presente en la película, pero de modo totalmente literal".

Ficción o no, coincidencia con el autor o no, la realidad es que muy cerca, en España, pujan por Almodóvar y su “coronación”, como tildó el ministro español de Cultura, José Guirao, emocionado porque una vez que se encendieron las luces “hubo una gran ovación” y esta “duraba, duraba y duraba” ante el aura de Almodóvar.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.