Saltar al contenido principal

Nueva marcha mundial contra Monsanto en medio de la agitación judicial

Decenas de manifestantes protestaron contra Monsanto en las calles de París, Francia, el 18 de mayo de 2019.
Decenas de manifestantes protestaron contra Monsanto en las calles de París, Francia, el 18 de mayo de 2019. Philippe Wojazer / Reuters

De Toronto a Oporto, a través de París y Santiago de Chile, varias manifestaciones contra las actividades del grupo estadounidense Monsanto se llevaron a cabo este sábado. Desde 2013, se reúnen cada año para exigir una agricultura limpia.

ANUNCIOS

Los organizadores de la Marcha Mundial Contra Monsanto (MAM) declararon por séptimo año consecutivo la guerra contra el poderoso industrial alemán y otros gigantes de la agroquímica.

En Hamburgo, Basilea, Oporto, Toronto, Austin, San Diego, Santiago de Chile, Perth y unas treinta ciudades francesas, los activistas que se oponen al glifosato participaron este sábado 18 de mayo en esta movilización para llamar la atención de los gobiernos y exigir otro modelo agrícola.

A la convocatoria de un colectivo integrado por distintas ONG’s nacionales y locales como Greenpeace, Good Planet Foundation, Climate Action Network, AMAP y Poppies Appeal, los manifestantes parisinos respondieron para caminar en medio de un ambiente festivo junto a un símbolo gigante en forma de abeja y una sembradora de semillas de amapola, desde la Plaza de la República hasta Stalingrado.

Esta iniciativa no es nueva ya que existe desde 2013, pero este año se produjo en un nuevo contexto, mientras que el gigante del herbicida está experimentando una serie de reveses en los tribunales.

El grupo estadounidense Monsanto, absorbido el año pasado por el alemán Bayer, es el sujeto, solo en los Estados Unidos, de 13.400 quejas. El lunes 13 de mayo, fue sentenciado a pagar dos mil millones de dólares a dos estadounidenses con cáncer.

En Francia, Paul François, un agricultor de Charente, también fue respaldado por la justicia luego de haberse intoxicado en 2004 por un herbicida de Monsanto.

Monsanto en tensión

La semana pasada, el grupo Bayer volvió a convertirse en el centro de un nuevo caso en Francia después de la revelación del registro de cientos de personas afectadas, incluidos periodistas. Después de disculparse el domingo, Bayer dijo el lunes que este tipo de archivo era "muy probable" en otros países europeos. Los documentos en cuestión datan de 2016, antes de la adquisición de Monsanto por el grupo alemán.

A poco más de una semana de las elecciones europeas, los activistas medioambientales también pretenden pesar en la campaña. "Hablamos mucho sobre ecología en la campaña europea, pero el tiempo para las promesas se acabó, queremos acción", dijo Anastasia Magat, del colectivo Monsanto Combat, que pide la disminución de los pesticidas sintéticos, una regulación de las prácticas. Cabildeo y compensación a las víctimas. "Lo que estamos denunciando es la mercantilización de la vida, el ecocidio generado por las medidas fitosanitarias, las políticas de cabildeo dudosas, exigimos una compensación para las víctimas y exigimos otro modelo agrícola".

Adaptado de su original en France 24 en francés

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.