Saltar al contenido principal
Los Observadores

Activistas generan acciones para impulsar cambios en Río de Janeiro

En esta edición de Los Observadores conoceremos Río de Janeiro en Brasil, una ciudad asociada a playas y atractivos carnavales, pero que presenta una alta desigualdad. Para cambiar esa realidad, un grupo de nuestros observadores desarrolla trabajos en pro de mejorar la relación con la comunidad trans, la salud de personas que padecen problemas neurológicos, y el medio ambiente mediante programas para limpiar la ciudad.

Anuncios

De acuerdo con algunas estadísticas, en Río de Janeiro viven aproximadamente unas siete millones de personas. De ese número al menos un quinto de la población, es decir 1,5 millones, reside en las denominadas ‘favelas’ que se extienden en las zonas altas de la ciudad.

Una parte de las favelas son pacíficas, otras no lo son tanto y están bajo el control de grupos delictivos o milicias. Por otro lado, desde el año 2008 algunos sectores se encuentran bajo el control de la policía de pacificación.

Nuestra observadora Mónica Cirne Albuquerque es fisioterapeuta. Desde el año 2016 lleva adelante el Instituto Movimiento y Vida, un espacio al que acuden decenas de personas que presentan problemas neurológicos. Mónica en conjunto con otros voluntarios les aplica terapias de manera gratuita.

“Atiendo pacientes con toda clase de desórdenes neurológicos (…) Atiendo casos de microcefalia, personas con parálisis cerebral, con daños en el cerebro y muchas víctimas de derrames cerebrales”, dijo Mónica durante el programa.

Para Mónica, el estrés al que están sometidos los habitantes de las favelas, donde son frecuentes los tiroteos y otros delitos, es lo que genera problemas neurológicos en niños y jóvenes. Lamentablemente no ha podido contar con el financiamiento necesario para estudiar a fondo el problema y así poder ofrecer una solución a los habitantes.

Los cambios que busca la comunidad trans en Brasil

La llegada de Jair Bolsonaro a la presidencia de Brasil ha generado preocupación en la comunidad transgénero y LGBTI del país. El jefe de Estado se ha mostrado en contra de la homosexualidad y ha dirigido mensajes fuertes hacia los que integran esa población.

Vescla Vasconcelos es una activista transgénero, nació siendo un niño y asumió su sexualidad cuando tenía 10 años. En la actualidad se encuentra estudiando en la Universidad Federal de Fluminense una maestría en educación. Confía en el poder de la educación como transformador de las sociedades.

“Las personas han sido muy amables, están acostumbradas a ver más personas trans en los espacios públicos (…) Quiero ser la primera persona trans educada en la UFFI, me apasiona la educación porque la educación transforma a las personas”, dijo Vasconcelos para Los Observadores.

Los surfistas de ‘Río’ luchan contra la contaminación

Sao Conrado es una playa ubicada en Río de Janeiro, esta no es tan conocida como Copacabana o Ipanema pero es frecuentada por practicantes de surf. A pesar de estar ubicada en las cercanías de uno de los sectores más acaudalados de la ciudad, la playa presenta problemas con la basura que viene desde la favela de Rocinha, ubicada más arriba.

Marcello Farias es un surfista de 44 que habita en Rocinha. Él junto a otros colaboradores trabajan por mantener la playa limpia. Todos los días visita la costa con el mismo mensaje “salvemos a Sao Conrado”.

“Solíamos tener las mejores olas de Río, pero a causa de los trabajos de sanidad que hicieron se cambió la forma de la playa”, comenta Marcello refiriéndose a los trabajos de alcantarillado que realizaron en el año 2002.

Ahora, toneladas de basura son lanzadas a la playa y la corriente marina regresa una parte de ella hasta depositarla en la costa y las rocas que bordean la misma. Desde el 2012 muchos voluntarios, especialmente niños, acompañan a Marcelo en su labor. Este habitante de la favela de Rocinha, se ha convertido en inspiración para muchos.
 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.