Saltar al contenido principal
Reporteros

Sudán: ¿Un aire de primavera?

Cientos de manifestantes permanecen en las calles de Sudán, muchos de ellos anhelan una transición pacífica en el país luego de presionar al presidente, Omar al-Bashir, para que renunciara el 11 de abril de 2019. Ahora su protesta es mayor y exigen que el Gobierno de transición, presidido por militares, entregue el poder. Al frente de las manifestaciones está la Asociación de Profesionales Sudaneses, un ente que confía en la unidad para lograr un país próspero y de justicia.

Anuncios

Las manifestaciones en contra del Gobierno de Sudán se iniciaron en diciembre de 2018. En aquel entonces problemas como el alza de los combustibles y el elevado precio del pan, un alimento importante para la población, originaron el descontento en contra de la presidencia de Omar al-Bashir.

Las movilizaciones tomaron mayor fuerza en abril de 2019. Tras las mismas al-Bashir renunció a la presidencia, cargo que ostentaba desde 1989 cuando llegó al poder tras un golpe de Estado. A pesar de su dimisión, las calles de Jartum, la capital del país, se encuentran llenas de descontento, ahora los sudaneses exigen la salida del Consejo Militar de Transición.

“Queremos que el Ejército responda a las solicitudes que expresamos en nuestra declaración por la libertad y el cambio y nos garantice que el nuevo Gobierno será totalmente civil. El primer paso es establecer un Gobierno de tecnócratas, luego empezaremos a construir el país paso a paso”, dijo Amjad Fouad Nimr, estudiante y miembro de la Asociación de Profesionales Sudaneses.

A pesar de ello, los representantes del Ejército que intregran el poder han anunciado elecciones para dentro de cuatro años. Muchos sudaneses consideran que es un tiempo muy largo para esperar cambios en el país y por ello presionan dia y noche en los alrededores de Comandancia del Ejército.

Las manifestaciones comenzaron en ciudades de la provincia, pero con el tiempo se fueron trasladando hacia la capital hasta convertirla en epicentro de una gran movilización. Muchos de los que hoy permanecen apostados en las afueras del organismo militar proceden de diversas partes del país.

En la actualidad, las conversaciones que llevan adelante los representantes de la oposición y las fuerzas militares lucen estancadas. No obstante, ello no ha cambiado la manera de pensar de los sudaneses quienes han cambiado su estilo de vida para luchar hasta el final por ver cumplido su anhelo, ver a un civil en el poder.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.