Saltar al contenido principal

La Casa Blanca aplaza tres meses las sanciones contra Huawei

La empresa Google podría romper lazos comerciales con la china Huawei, en cumplimiento con la decisión de la Casa Blanca.
La empresa Google podría romper lazos comerciales con la china Huawei, en cumplimiento con la decisión de la Casa Blanca. Dado Ruvic / Reuters

La decisión de la Casa Blanca de prohibir a las empresas estadounidenses vender componentes y programas al gigante chino Huawei podría impactar duramente a numerosos proveedores estadounidenses.

Anuncios

La prohibición de comerciar con Huawei, destinada a limitar la expansión del gigante chino de la tefonía móvil, se justifica, según la Casa Blanca, por razones de seguridad nacional: Washington teme que Huawei pueda acceder a datos sensibles de sus clientes estadounidenses y quiere también impedir a Huawei instalar su tecnología 5G en Estados Unidos.

En cumplimiento de este veto comercial, Google anunció que privará a Huawei, en el futuro, de acceso a ciertas aplicaciones como Google Play Store, Google Maps o Gmail. Pero la Casa Blanca anunció finalmente que dará un plazo de 3 meses antes de aplicar su decisión.

Enrique Dans, profesor de innovación digital en la escuela de negocios IE Business School en Madrid, da su opinión sobre la medida:

RFI: ¿Qué impacto tendrá esta decisión en las empresas estadounidenses que comercian con Huawei?

Enrique Dans: Las empresas norteamericanas que reciben la imposición de su administración de interrumpur los tratos con Huawei son empresas que están jugando entre todas ellas algo así como 11.000 millones de dólares, que es el volumen de compra de Huawei a todas estas compañías. Por lo tanto van a ver resentirse su facturación, sus objetivos y por lo tanto su comportamiento en bolsa.

Retirar de manera inconsciente a un gigante como Huawei de los objetivos comerciales de las empresas norteamericanas perjudica sobre todo a las empresas norteamericanas.

RFI: ¿En qué medida se verán afectados los consumidores que poseen teléfonos Huawei? En caso de que se apliquen las sanciones estadounidenses, ¿ya no podrán usar las aplicaciones de Google en su teléfono?

E.D.: Muy probablemente no va a ser así. Estamos asistiendo a las decisiones del mandatario más inestable de la historia. Dijo una serie de cosas y las ha desmentido: Google ya no tiene obligación de no comerciar con Huawei porque Trump ha rescindido esa orden y le ha dado un plazo de 90 días.

Al consumidor no le afecta. Todo aquel que tiene un móvil Huawei con aplicaciones de Android Play no estará afectado. ¿Qué podría ocurrir? Si este bloqueo se consolida, y lo dudo porque Trump tiene presiones por parte las empresas, si llegase a ser así, podría ser que no puedas actualizar Android. Todos aquellos que han mantenido un móvil durante un cierto tiempo saben que manejar una versión antigua de Android no es tan terrible.

Eventualmente, si el veto comercial se mantuviese, podría ser que Huawei se viese obligada a desarrollar en sus móviles su propio sistema operativo.

RFI: La Casa Blanca estima que el poder comercial de Huawei representa un riesgo para la seguridad nacional y que hay un riesgo de que la empresa espíe. ¿Es real esta amenaza?

E.D: El argumento de la seguridad es una absoluta falacia. Y es todavía menos válido cuando quien nos lo trae es el país que más ha espiado a todo el mundo, hasta a sus aliados: han llegado incluso a espiar el teléfono de Angela Merkel. Es un argumento débil.

En febrero pasado, Mike Pompeo, jefe de la diplomacia estadounidense, advirtió que Estados unidos podría dejar de compartir información de inteligencia con los países aliados que abran su territorio a la tecnología 5G de Huawei.

Tras esta amenaza, Polonia y República Checa, aliados de Washington, podrían dar marcha atrás y renunciar a otorgar licencias de funcionamiento a Huawei. Gran Bretaña en cambio aún no ha cedido a las presiones y podría otorgar a Huawei una licencia para desarrollar la tecnología 5G en territorio británico.

Por Raphael Morán, de RFI

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.