Saltar al contenido principal
EL BUS DE EUROPA

#BusEuropaF24, etapa 8: el cambio climático podría hacer desaparecer una parte de Dinamarca

Personas toman fotos de la instalación del artista danés Olafur Eliasson, representando 12 enormes trozos de la capa de hielo de Groenlandia, frente a la Alcadía de Copenhague, el 26 de octubre de 2014.
Personas toman fotos de la instalación del artista danés Olafur Eliasson, representando 12 enormes trozos de la capa de hielo de Groenlandia, frente a la Alcadía de Copenhague, el 26 de octubre de 2014. Soeren Bindstrup / Scanpix Denmark / AFP

La crecida de los océanos amenaza a millones de personas que viven en las zonas costeras del planeta. Europa del Norte está en primera línea frente a este fenómeno, cuya intensidad dependerá de nuestra capacidad para cambiar de modelo productivo.

ANUNCIOS

Es posible que los océanos crezcan dos metros de aquí a 2100. Ese es uno de los datos más preocupantes que resaltó un grupo de 22 científicos en un estudio realizado por la revista de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos, la PNAS.

En el documento publicado este 20 de mayo se plantean varias hipótesis acerca del impacto del calentamiento global sobre el nivel de mar. Esta investigación completa la del Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), publicada hace cinco años y que servía hasta entonces de referencia.

En ese momento, los especialistas del IPCC plantearon una crecida de las aguas para el final del siglo que permanecería por debajo de un metro. No obstante, desde entonces “la incertidumbre de los expertos ha crecido, en particular debido a los efectos inciertos de la dinámica del hielo”, señala publicación de la PNAS, lo cual es “probablemente una consecuencia de un esfuerzo enfocado por la comunidad glaciológica para refinar la comprensión del proceso” durante los últimos años.

Previsión en alza a 2 metros debido al aumento del deshielo

Y no es cualquier variable, ya que la pérdida de masa glaciar de tan solo la Antártida se elevó a 252 mil millones de toneladas cada año entre 2009 y 2017, seis veces más que durante el periodo 1979-1990. Así, reconsiderando el deshielo, si la temperatura global del planeta aumenta de 5 grados durante las próximas décadas, los mares podrían crecer de 51 centímetros hasta más de dos metros, según los científicos.

Se observa el hielo desde la aeronave de investigación Operación IceBridge de la costa noroeste de Groenlandia, cuya velocidad deshielo se multiplicó por cuatro en 10 años.
Se observa el hielo desde la aeronave de investigación Operación IceBridge de la costa noroeste de Groenlandia, cuya velocidad deshielo se multiplicó por cuatro en 10 años. Mario Tama / Getty Images North America / AFP

Por otra parte, el escenario de un aumento de 2 grados, aquel planteado por el Acuerdo de París (firmado por 179 países, sin Estados Unidos) a raíz de la COP 21, vislumbra una crecida de los océanos de 26 a 81 centímetros.

Sin embargo, según la OCDE, solo nueve Estados han estado respetando y poniendo en marcha estrategias que responden a este pacto histórico. En Europa, Irlanda, Suecia y Dinamarca son los únicos que han cumplido con su palabra.

La OCDE subraya la dificultad en implementar medidas económica y rentablemente y duraderas. Así mismo, la carrera mundial al crecimiento económico en su enfoque actual dificulta la disminución de concentración actual de CO2, principal causa del calentamiento global.

En Francia, el sector industrial respetó lo planteado e incluso rebajó en 0,8 % sus emisiones. Pero al igual que las demás naciones, el rumbo no ha cambiado. La OCDE observó que a nivel mundial unos 500 mil millones de dólares de subsidios públicos fueron inyectados para las altamente contaminantes energías fósiles: el petróleo, el carbón y el gas. Así que, con la tibieza de las políticas públicas actuales, la meta de los 2 grados permanece siendo un sueño lejano.

En este mapa realizado por la organización Climate Central, el peor de los escenarios, que supone una inacción global en materia climática, sería el aumento del nivel del mar a los 146 cm. Aún siendo menos que las previsiones de la PNAS, se puede ver cómo el norte de Europa queda literalmente hundido.

La inacción política pone en peligro territorios enteros

Mientras algunas escasas partes de Dinamarca desaparecen por debajo del agua, los Países Bajos podrían perder casi la mitad de su territorio nacional. Una perspectiva alarmante que se debe al hecho de que estos países se encuentran casi en su totalidad al nivel actual de los océanos, o incluso por niveles inferiores.

Ambos países emprenden gigantescas obras para prevenir este fenómeno. En Róterdam, el corazón industrial holandés, ya existe una barrera de más de 200 metros que tiene como propósito proteger a la ciudad de las tormentas del Mar del Norte. También han multiplicado las iniciativas novedosas para tratar salvarse de la inundación total.

Sin embargo, los expertos insisten sobre la dificultad de prever de manera acertada los cambios de los fenómenos climáticos a causa de la actividad, lo cual pone contra la pared a las poblaciones que se encuentran en mayor peligro. Las conclusiones de la publicación del PNAS señalan que el aumento de 2 metros del nivel del agua supondría la pérdida de 1,79 millones de km² de tierras en el planeta y el desplazamiento de 187 millones de personas.

Unos gobernantes con visiones a corto plazo, sumado a un sistema productivo mundial que empuja todavía a gastar más de lo que se dispone y la ausencia de cambio en nuestra manera de interactuar con este, conforman la mezcla trágica para que surjan flujos continuos de refugiados climáticos en próximas décadas.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.