Saltar al contenido principal

Colombia: líderes de la FARC chocan por la implementación de los acuerdos de paz

Rodrigo Londoño, excandidato presidencial y máximo líder del partido FARC (izq) e 'Iván Márquez', exjefe negociador de la antigua guerrilla (der).
Rodrigo Londoño, excandidato presidencial y máximo líder del partido FARC (izq) e 'Iván Márquez', exjefe negociador de la antigua guerrilla (der). Raúl Arboleda / AFP

El principal líder del movimiento político, 'Timochenko', le contestó a 'Iván Márquez' asegurando que la decisión de dejar las armas fue colectiva y le reclamó que haya dejado su silla en el Senado "sin ningún tipo de explicación".

ANUNCIOS

Una carta directa y enérgica envió el máximo líder del partido FARC (Fuerza Alternativa del Común), Rodrigo Londoño, conocido como 'Timochenko', a los integrantes del movimiento político.

Se trata de una respuesta a la misiva de Luciano Marín Arango, más conocido como 'Iván Márquez', en la que aseguró que hablaba "en nombre de los comandantes del antiguo Estado Mayor Central de las FARC" y resaltaba que "fue un grave error haber entregado las armas a un Estado tramposo".

El texto de 'Timochenko', publicado este 23 de mayo en su cuenta de Twitter, expone que necesita "marcar distancias" con 'Iván Márquez' y sus seguidores porque sus "actitudes y comportamientos" apuntan a pisotear "la autoridad moral del partido".

El máximo líder del movimiento político deja clara su intención de continuar cumpliendo lo acordado en La Habana e indica que "somos un partido para la paz, nunca seremos un partido para la guerra".

Críticas a 'Iván Márquez' por dejar su silla en el Senado

De igual forma, Londoño hace una fuerte crítica a 'Márquez', quien fue el negociador de la entonces guerrilla de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) en el proceso de paz con el Gobierno de Juan Manuel Santos y firmado en 2016, al resaltar que abandonó "sin ninguna explicación" su asiento en el Senado.

Para 'Timochenko', esta decisión dejó sin cabeza parlamentaria al partido "en el momento que más requería su presencia". Por ello, asegura que 'Márquez' "no percibió la dimensión del puesto que nuestra larga lucha lo llevó a ocupar".

En su momento, 'Iván Márquez' se negó a representar al partido en el Congreso aludiendo que el Gobierno había incumplido parte de los acuerdos de La Habana y añadiendo que no había suficientes garantías de seguridad para que él fuera senador. Ya son varios meses los que 'Márquez' lleva sin aparecer públicamente y su paradero es desconocido.

En la carta, Londoño también indica que si el exjefe negociador estuviera presente en el Congreso, sería "menos dura" la situación de también líder de esa colectividad 'Jesús Santrich', quien fue liberado y recapturado el pasado viernes, 17 de mayo.

El exlíder guerrillero Jesús Santrich en la prisión La Picota, en la capital colombiana, minutos antes de ser recapturado por la Fiscalía el 17 de mayo de 2019.
El exlíder guerrillero Jesús Santrich en la prisión La Picota, en la capital colombiana, minutos antes de ser recapturado por la Fiscalía el 17 de mayo de 2019. Reuters

'Timochenko' también criticó fuertemente la relación "extraña y peligrosa" de 'Márquez' con su sobrino, Marlon Marín, quien actualmente colabora con las autoridades estadounidenses y ha declarado contra 'Santrich' sobre una supuesta negociación de un cargamento de cocaína con narcos mexicanos.

'Santrich' quedó en libertad por orden de la Sala de Revisión de la Justicia Especial para la Paz, sin embargo, cuando salía de la cárcel, una unidad del Cuerpo Técnico de Investigación, perteneciente a la Fiscalía, volvió a detenerlo argumentando que tenía nuevas pruebas sobre los delitos de narcotráfico y concierto para delinquir, por los que lo requiere Estados Unidos.

Las misivas de los líderes confirman las divisiones dentro del partido que ya se habían expresado

La respuesta de 'Timochenko' y la carta de 'Márquez' exponen la fractura interna del partido FARC, de la que analistas hablaban desde hace meses, entre el sector más comprometido con seguir los acuerdos, liderado por Londoño, y quienes sostienen ahora, como 'Márquez', que haber entregado las armas fue un error pues estas representaban la única garantía de que el Estado cumpliría sus acuerdos.

Mientras que el exjefe negociador asegura que dejar las armas fue "un grave error", Londoño afirma que esa fue una decisión colectiva de la entonces guerrilla en la cual 'Márquez' participó.

"Si acertábamos o errábamos, la decisión era de todos, y todos en conjunto debíamos asumirla", indicó.

Por ello, señaló que aunque "un pequeño grupo de antiguos mandos de la organización" indique que "fue una equivocación cumplir con nuestra palabra", esta medida "solo significa que ellos, individualmente, se apartan de las grandes decisiones adoptadas por el colectivo”.

'Timochenko' reconoce las dificultades del proceso pero reafirma su compromiso

En el texto, Londoño, lejos de usar figuras poéticas, es directo al recordar que "Colombia no iba a cambiar de un día para otro con la firma del Acuerdo... pero podía encaminarse, si se apoyaba en el cumplimiento de lo acordado".

El líder afirma que "a nuestro partido lo anima la certeza de que la implementación de lo acordado en La Habana nos va a permitir reconciliarnos y sacar a Colombia de los senderos de la guerra fraticida".

Asimismo, critica que "algunos asustados por la fuerza de la corriente, se han arrojado con los chalecos salvavidas al agua, dejándonos sin su ayuda para remar hacia la paz que soñamos" y reitera que "no por eso la mayoría dejaremos de persistir".

El Gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC firmaron en noviembre de 2016 unos acuerdos de paz que llevaron al desarme y desmovilización del grupo armado y su transición a la esfera política.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.