Saltar al contenido principal

Las 'fake news': ¿a raya en las elecciones europeas?

Un hombre lleva un paraguas con la bandera de la Unión Europea durante una manifestación para reivindicar la unidad de Europa y en contra del nacionalismo en todo el bloque. Viena, Austria, 19 de mayo de 2019.
Un hombre lleva un paraguas con la bandera de la Unión Europea durante una manifestación para reivindicar la unidad de Europa y en contra del nacionalismo en todo el bloque. Viena, Austria, 19 de mayo de 2019. Lisi Niesner / Reuters

En medio de una crisis de desinformación latente, la Unión Europea encendió sus alarmas para combatir a las 'fake news' que puedan atentar contra el bloque. La previsión apunta a haber frenado una fuerte campaña de deslegitimación.

ANUNCIOS

El pasado 21 de febrero el primer ministro Húngaro, Viktor Orban, lanzó la campaña 'Tienes derecho a saber lo que se prepara en Bruselas', en la que acusaba directamente a la Comisión Europea de buscar abrir las puertas de Europa a una inmigración descontrolada. Inmediatamente el bloque acusó a Budapest de estar alimentando una campaña de 'fake news' (noticias falsas).

El cartel que generó polémica, representa a los retratos de Jean-Claude Juncker (der.) y George Soros, con el eslogan 'Tienes derecho a saber lo que se prepara en Bruselas'. Budapest, el 26 de febrero de 2019.
El cartel que generó polémica, representa a los retratos de Jean-Claude Juncker (der.) y George Soros, con el eslogan 'Tienes derecho a saber lo que se prepara en Bruselas'. Budapest, el 26 de febrero de 2019. Attila Kisbenedek / AFP

La hazaña de Orbán es quizás el mayor exponente de desinformación en medio un mar de noticias falsas sobre inmigración que se ha movido en las redes sociales en el marco de la campaña para las elecciones al Parlamento Europeo de 2019 y uno de los múltiples frentes que ha tenido que afrontar el bloque comunitario de cara a los comicios.

Después de la avalancha de noticias falsas que se produjo tras la anexión de Crimea al territorio ruso en 2014, y en vista de la influencia de campañas de desinfomación provenientes de Rusia en las elecciones presidenciales de Estados Unidos y en el resultado del referendo sobre el Brexit en 2016, la Unión Europea prendió sus alarmas y creó el 'East StratCom Task Force', una unidad para luchar contra la desinformación en coordinación con los Gobiernos europeos.

Rusia y los partidos euroescépticos, a la cabeza de las campañas desinformativas

Desde su nacimiento, el 'East StratCom Task Force' ha hecho frente a múltiples amenazas provenientes tanto de fuera del bloque como de adentro. Diversos 'fact checking' (centros dedicados a la verificación de datos) como el EU vs Disinfo, apuntan como principal emisor de 'fake news' a la Agencia (rusa) de Investigación en Internet (IRA), también conocida como la 'Fábrica de trolls de San Petersburgo', a la que acusan de orquestar una campaña de informaciones falsas sobre la Unión Europea.

Pero en los meses previos a los comicios europeos se produjeron múltiples campañas de desinformación que provenían de los propios Estados miembros del bloque. Si bien la más notoria es la protagonizada por Orbán, la retórica de una inmigración alarmante -a pesar de que en los últimos años la llegada de migrantes a las costas europeas se ha reducido considerablemente- ha sido repetitiva en cientos de titulares: "Unos inmigrantes secuestran a una adolescente en Italia" o "Atentado islamista en Madrid con una furgoneta a toda velocidad" son algunos de ellos.

Algunos expertos, como el periodista del diario 'ABC' en Washington y autor del libro 'Fake News', David Alandete, van un paso más allá a la hora de apuntar a los responsables de dichas campañas y señalan un vínculo directo del Gobierno ruso con las campañas desinformativas: "El partido de Putin, Rusia Unida, ha firmado acuerdos con los principales partidos populistas que se presentan a las elecciones europeas como el Frente Nacional de Marine Le Pen o la Liga de Matteo Salvini", algo que niega el presidente ruso, Vladimir Putin.

"Un proyecto burocrático", otro mensaje para deslegitimar a la Unión Europea

Las alertas sobre la crisis migratoria han sido uno de los principales caballos de batalla de las campañas de 'fake news' contra la UE, pero no ha sido el único. En la contienda por los asientos de la Eurocámara han resurgido múltiples narrativas históricamente utilizadas por detractores del proyecto común.

En entrevista con France 24, la investigadora del Barcelona Centre for Internacional Affairs (CIDOB), Carme Colomina, señala que muchas de estas narrativas tienen como objetivo deslegitimar a la Unión Europea, al mostrarla como "como un proyecto tecnocrático, burocrático" o "como un aparato que sobrerregula y que no da respuesta a los problemas reales de la ciudadanía".

Este tipo de discursos eurófobos se agudizaron en el contexto de la crisis económica y política que revolcó al viejo continente desde 2008. La difícil situación llevó a Estados como Grecia o España a pedir ayuda a Bruselas, que tras rescatar sus economías les impuso implacables medidas de austeridad, lo que dinamitó el incremento de partidos radicales, euroescépticos y nacionalistas, ferozmente críticos con el proyecto comunitario.

En cuanto a las motivaciones que se esconden tras campañas desinformativas, los expertos apuntan a múltiples orígenes: "Puede haber una voluntad política de difundir una agenda euroescéptica concreta, otras veces lo que se persigue es generar tráfico de usuarios a determinadas páginas web para generar rendimientos económicos (...) en algunos casos es sembrar el caos, hacer ruido, distraer a la opinión pública", señala Colomina.

Una baja campaña desinformativa rompe todos los pronósticos

A pesar de las altas expectativas, la circulación real de noticias falsas en las redes para estas elecciones europeas ha sido mucho menor a la esperada. Un informe del Oxford Internet Institute, que analizó el tráfico en la web entre abril y mayo, indica que menos de un 4% de los tuits sobre los comicios contenían noticias falsas.

Fuente: Oxford Internet Institute
Fuente: Oxford Internet Institute France 24

No obstante, el estudio también confirmó que los contenidos desinformativos continúan generando revuelo en Facebook y que las noticias falsas más visitadas tratan, principalemente, contenidos sobre islamofobia, euroescepticismo y antinmigración.

El motivo de la caída de desinformación, según Andalete, se debe a que "los Gobiernos, los partidos políticos y los medios de comunicación estaban sobre aviso (...) y han estado más preparados, con una mayor previsión por parte de los centros de comunicaciones estratégicas". Otras hipótesis, sin embargo, apuntan a la baja popularidad de los comicios, para los que se prevé una participación poco superior al 40%.

Pero la ausencia de 'fake news' no significaría necesariamente que la amenaza haya desaparecido. Algunos expertos indican que estas podrían haber mutado hacia otros canales como WhatsApp, que al ser privados son mucho más difíciles de controlar o analizar que Facebook o Twitter. En todo caso, tal y como señala Andalete, será solo meses después del cierre de las urnas cuando se podrá hacer una valoración real del impacto de la desinformación en los trascendentales comicios del bloque.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.