Saltar al contenido principal

Paro nacional en Nicaragua exige la liberación de los considerados "presos políticos"

La líder universitaria Valeska Valle (i), el presidente del consejo superior de la empresa privada, José Adán Aguerrí (2i) y el director ejecutivo de Funides Juan Sebastián Chamorro (c) durante una rueda de prensa el 22 de mayo de 2019, para anunciar un paro nacional para el 23 de mayo de 2019, con el que exigen la libertad de todos los considerados presos políticos.
La líder universitaria Valeska Valle (i), el presidente del consejo superior de la empresa privada, José Adán Aguerrí (2i) y el director ejecutivo de Funides Juan Sebastián Chamorro (c) durante una rueda de prensa el 22 de mayo de 2019, para anunciar un paro nacional para el 23 de mayo de 2019, con el que exigen la libertad de todos los considerados presos políticos. Jorge Torres / EFE

Nicaragua vive un nuevo paro nacional este jueves 23 de mayo. El mandatario Daniel Ortega advirtió sobre nuevas sanciones contra las empresas que participen. La huelga exige la liberación de los llamados "presos políticos".

ANUNCIOS

Está previsto que el paro nacional en Nicaragua dure 24 horas. Se trata de la cuarta huelga de este tipo en el contexto de la crisis del país centroamericano, que estalló en abril de 2018. La paralización de actividades está convocada por las organizaciones opositoras Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia y la Unidad Nacional Azul y Blanco.

En esta jornada, los manifestantes esperan solidarizarse con el nicaragüense de nacionalidad estadounidense Eddy Montes, quien fue considerado un preso político del gobierno de Ortega y que murió el pasado 16 de mayo por disparos de un guardia carcelario.

El caso ha causado gran controversia en Nicaragua después de que tres médicos que realizaron una autopsia independiente acusaran al Ejecutivo de “manipulador”.

Según las autoridades nicaragüenses, Montes habría muerto en un motín en el que "resultó herido", supuestamente en un forcejeo con un custodio, pero la oposición asegura que falleció tras recibir un disparo de un guardia de la prisión donde se encontraba.

Este caso forma parte de las al menos 325 muertes violentas, que documenta la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en medio de las protestas que desde abril de 2018 exigen la dimisión del presidente Daniel Ortega, en el poder desde 2007.

Las oenegés locales aseguran que la cifra de muertes es 593 y el gobierno reconoce 199.

Con el paro de este 23 de mayo, los adversarios de Ortega buscan presionar a las autoridades para dejar en libertad a todas las personas detenidas durante las protestas contra el presidente, las cuales consideran "presos políticos".

Informe desde Managua: oposición califica de exitosa la jornada de paro nacional

Gobierno de Daniel Ortega amenaza con sanciones a las empresas

La huelga de este 23 de mayo es respaldada por las distintas cámaras empresariales de Nicaragua a las que la Administración de Ortega lanzó fuertes amenazas.

Archivo-El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, durante un discurso en Managua, el 22 de marzo de 2019.
Archivo-El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, durante un discurso en Managua, el 22 de marzo de 2019. Maynor Valenzuela/AFP

El primero en hacerlo fue el ministro de Hacienda y Crédito, Iván Acosta, quien se dirigió a la banca local.

"Cualquier llamado o cualquier decisión empresarial de esos grupos van a tener sus sanciones necesariamente porque están regulados por la ley", dijo Acosta.

Agregó que los servicios bancarios no se pueden cerrar porque "eso lleva a sanciones de parte de la reguladora del sistema financiero".

El Ministerio del Trabajo también advirtió a los empresarios y empleadores sobre sanciones en caso de que algún empleador cometa errores en el tratamiento que haga de la ausencia de un trabajador.

"En el caso de que algún empleador o empresa suspenda labores por cualquier causa o motivo, esto no afecta ningún derecho laboral (...) lo dispuesto en esta comunicación da paso a los procedimientos y sanciones establecidas en la legislación laboral", señaló el Ministerio de Trabajo.

La advertencia significa que, si los empleadores suspenden labores, deberán pagar el día a sus trabajadores o acordar con estos que el día se les descontará de sus vacaciones.

Sin embargo, estos señalamientos no disminuyeron las muestras públicas de apoyo al paro nacional por parte de las empresas nicaragüenses.

Para este viernes 24 de mayo está previsto un "banderazo", que consiste en que todas las personas salgan a las calles para levantar la bandera de Nicaragua, como forma de protesta contra el Gobierno.

Con EFE y AFP

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.