Saltar al contenido principal

Investigan por corrupción al presidente del PSG Nasser al-Khelaifi

El presidente del PSG, Nasser al-Khelaifi, celebra después del partido de octavos de final de Champions League entre el Manchester United y el PSG. Manchester, Reino Unido, 12 de febrero de 2019.
El presidente del PSG, Nasser al-Khelaifi, celebra después del partido de octavos de final de Champions League entre el Manchester United y el PSG. Manchester, Reino Unido, 12 de febrero de 2019. Jason Cairnduff / Reuters

La justicia francesa investiga el pago de una compañía presidida por el dirigente catarí, en medio de una indagación sobre la celebración del Mundial de atletismo en Catar.

ANUNCIOS

Nasser al-Khelaifi, presidente del club de fútbol francés Paris Saint Germain, se encuentra bajo una investigación de “corrupción activa” con relación a las candidaturas de Catar para albergar el Mundial de atletismo en 2017 y 2019.

La justicia francesa tiene la lupa puesta sobre un pago de 3,5 millones de dólares realizado en 2011 por parte del fondo de inversión Oryx Qatar Sports Investments, propiedad de al-Khelaifi, a una empresa de marketing llamada Pamodzi Sports Consulting, que pertenece a Papa Massata Diack, hijo de Lamine Diack, el expresidente senegalés de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF).

Jason Lee / Reuters

Lamine estuvo al frente de la IAAF entre 1999 y 2015 y también se encuentra bajo investigación. Las autoridades de Francia y Brasil escudriñan si él y su hijo tuvieron participación en un supuesto arreglo de sobornos para que la candidatura de Rio 2016 obtuviera los Juegos Olímpicos. Adicionalmente ha sido acusado de encubrir a un atleta ruso dopado a cambio de dinero.

El pago cuestionado que involucra a al-Khelaifi se llevó a cabo días antes de la votación de la sede del Mundial de atletismo de 2017 y que finalmente ganó Londres. Tres años después, Catar impuso su candidatura para organizar la edición de 2019, que se celebra del 27 de septiembre al 6 de octubre.

De acuerdo con una fuente cercana a la materia, citada por la agencia Reuters, Oryx -propiedad de al-Khelaifi- había acordado pagar un total de 32,5 millones de dólares a la empresa de Massata Diack a cambio de los derechos comerciales del Mundial de 2017 y los 3,5 millones eran parte de un depósito no reembolsable. En caso de que Catar obtuviera el Mundial, se traspasaría todo el capital acordado.

La defensa de al-Khelaifi niega malas prácticas

A través de un comunicado, el abogado de Nasser al-Khelaifi, Renaud Semerdjian, negó que su cliente haya autorizado “ningún pago de cualquier naturaleza en relación con los hechos alegados”. “El juez se ha equivocado. Nasser no está involucrado en lo absoluto”, afirmó.

Asegura que en 2011 Nasser no era dirigente en Oryx, ni intervino “directa o indirectamente” en las aspiraciones de Catar 2017. “Estos hechos no le conciernen”.

Además de ser el presidente del PSG, AL Khelaifi es también el presidente de la cadena de televisión BeiN Sports, de la Federación de Tenis de Catar y es ministro sin cartera del Gobierno de Catar. En marzo ya había sido interrogado por este caso al ser "una persona de interés".

Al margen de este caso, la Fiscalía de Suiza indaga desde 2017 a al-Khelaifi por “ventajas injustificadas” a la FIFA, para presuntamente obtener los derechos de televisión en Medio Oriente de los Mundiales de fútbol de 2026 y 2030.

Con Reuters y AFP

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.