Saltar al contenido principal

Tras una larga batalla, Taiwán celebra los primeros matrimonios igualitarios de Asia

Tyrone Siu / Reuters
Tyrone Siu / Reuters Una pareja recién casada se besa, tras ser los primeros en legalizar su matrimonio en Taipéi, Taiwán, el 24 de mayo de 2019.

Más de 160 parejas del mismo sexo legalizaron su unión en Taipéi, en un día histórico para la comunidad LGBT en Asia. Taiwán se convirtió en el primer país del continente en aprobar el matrimonio homosexual, tras un controvertido proyecto de ley.

Anuncios

Fue un momento que esperaron durante décadas. Con un beso, cientos de parejas del mismo sexo sellaron sus matrimonios este 24 de mayo, día en el que entró en vigor la ley que legaliza las uniones entre parejas del mismo sexo en Taiwán.

En una fecha que guardarán para la memoria, las primeras 20 parejas, acompañados de sus familiares, hicieron fila en una oficina de registro de matrimonios en el centro de Taipéi. Allí se exhibían banderas del arco iris junto a pilas de formularios emitidos por el gobierno. Así, en un ambiente de júbilo, se legitimaron los primeros matrimonios homosexuales en Asia, aclamados por activistas como una revolución social para la región.

Durante todo el día, el país celebró más de 360 casamientos, según datos del Gobierno, después de años de intensos debates sobre la igualdad en esta materia, que ha dividido a la isla. Y es que hace una semana el Parlamento dio luz verde a un proyecto para legalizar estas uniones, pese a que esta medida pueda complicar la candidatura de la presidenta Tsai Ing-wen para la reelección el próximo año.

Pero sin duda fue un triunfo mayúsculo para la comunidad LGBT. "Me siento muy afortunado de poder decir esto en voz alta a todos: soy gay y me voy a casar", dijo Shane Lin, un panadero de 31 años que, junto a su pareja, fue la primera en registrarse en la oficina de la capital.

"Estoy extremadamente orgulloso de mi país, Taiwán", dijo Lin, en medio del llanto. La euforia y la emoción dentro de la comunidad se exhibieron cuando los recién casados caminaban por una alfombra de color arco iris en un parque cercano, en medio de aplausos de sus familiares y amigos y las miradas de diplomáticos y reporteros que capturaron el histórico recuerdo.

"Este es el derecho que nos merecíamos desde hace mucho tiempo"

La celebración de estas uniones estuvo precedida por una ardua y extensa batalla que culminó con una declaración de la Corte Constitucional en la que otorgó a las parejas del mismo sexo el derecho a contraer matrimonio en 2017. Dos años después, gracias al impulso del primer ministro Su Tseng-chang, se materializó en el Congreso y, finalmente, ante la ley.

Chi Chia-wei, activista cuyo caso ante el tribunal constitucional llevó a un fallo histórico de la Corte sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo, felicitó a las parejas. "Este es el derecho que nos merecíamos desde hace mucho tiempo", dijo, envuelto en una gigantesca bandera del arco iris que simboliza los colores del movimiento LGBT.

La primera pareja gay de Taiwán, Shane Lin y Marc Yuan, se besaron en la oficina de registro de la casa en el distrito de Shinyi en Taipéi, el 24 de mayo de 2019.
La primera pareja gay de Taiwán, Shane Lin y Marc Yuan, se besaron en la oficina de registro de la casa en el distrito de Shinyi en Taipéi, el 24 de mayo de 2019. Sam Yeh / AFP

Vestido con una chaqueta naranja brillante y una corbata de arco iris, Chi, como nadie más era consciente del paso que se estaba dando en su país. En 1986, cuando Taiwán estaba bajo la brutal ley marcial, este precursor del movimiento homosexual fue enviado a prisión por declarar públicamente que era gay. Pero sabe, que todavía queda trabajo por hacer.

"Como un faro en Asia, espero que la democracia y los derechos humanos de Taiwán puedan tener un efecto dominó en otros países de Asia", agregó.

En sintonía con los festejos, la embajada de facto de Estados Unidos en la isla calificó la búsqueda de igualdad en el país como "un viaje inspirador y un ejemplo para todo el mundo". "Solo en una democracia como la de Taiwán se pueden proteger y fomentar los derechos humanos y civiles", escribió el Instituto Americano en Taiwán en su página de Facebook.

Taiwán, libra la batalla a favor del matrimonio igualitario en soledad

Pero una buena parte de la sociedad no comparte le emoción, ni mucho menos los festejos de esas uniones. Los grupos conservadores que se oponen al matrimonio entre personas del mismo sexo dijeron que la legislación no respetaba la voluntad de la gente en el país.

Hong Kong y la vecina China que tampoco reconocen el matrimonio entre personas del mismo sexo y consideran a Taiwán como una provincia rebelde que debe ser devuelta al redil por la fuerza, si es necesario.

Este hecho, sin embargo, marca otro hito en el desarrollo de la isla, que se erige como una de las sociedades más liberales de la región, en contraste con el gobierno autocrático de China.

Con Reuters

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.