Saltar al contenido principal
Aquí América

Venezuela: ¿Cómo hacen los agricultores en un país con escasez?

France 24

No hay agua ni medicinas para la gente. En este contexto es mucho más difícil obtener agua y herbicidas para cultivar alimentos, lo que alimenta el ciclo de la escasez. En Aquí América le contamos cómo es ser campesino bajo estas dificiles condiciones.

Anuncios

Carlos Romero dedicó 30 años de su vida al cultivo de cítricos en Venezuela. Ahora prueba con nuevos rubros agrícolas porque la enfermedad del Huanlongbing (HBL) atacó, desde hace cuatro años, a los árboles que le dieron naranjas, limones y mandarinas por décadas.

Romero señaló que “intentamos recuperar los árboles pero la falta de dinero, de fungicida, y de abonos foliares, no permitió curar el Hunalongbing. No hay condiciones en este momento para la agricultura. Si vamos a las tiendas de Agropatria (las del Gobierno del presidente Nicolás Maduro) los estantes están vacíos, y comprarlas en el mercado negro es imposible”.

Este agricultor llegó a vender hasta 3 millones de kilos de naranjas, en una zafra, a la empresa francesa Parmalat, que tiene una planta en Bejuma. Esos fueron viejos tiempos. Hasta el año pasado también exportaba limones a Estados Unidos, Francia y España.

“Ya no producimos limones. Ahora nos estamos adecuando lass fincas a nuevos cultivos porque los que teníamos murieron”, explicó.

El productor agropecuario está apostando ahora por los cultivos de maíz, ají dulce, berenjena, y cacao. Dijo que es como comenzar de nuevo porque todos estos rubros necesitan al menos 5 años para empezar a dar cosechas.

“Hay que buscar alternativas de ingresos adicionales sin depender de los cítricos y tratar de utilizar la misma infraestructura que tenemos para que sea sustentable y para podamos utilizar lo que ya teníamos en el campo”, enfatizó.

Críticos los cítricos

En toda la zona, la misma historia se repite. Tras perder su cosecha, otro productor de Bejuma optó por sembrar Tabaco. Según la encargada del nuevo cultivo, Yulimar Zampallo, el negocio apenas comienza y venden las hojas a un mercado pequeño que luego convierten  las hojas en tabacos para santería y  hechicería. Las grandes tabacaleras nacionales no compran a pequeños productores.

Zampaella contó que su jefe hizo todo para salvar los árboles de limones del HBL pero que no logró y por eso se concentró en sembrar otro rubro.

“Los químicos que se necesitan no están aquí en Venezuela y están fuera. El dueño no cuenta con los recursos para comprarlos. Se les echó abono y urea a esos árboles para ver si revivían pero no funcionó“, comentó.

También está encargada de cosecha acotó que cuando bajó la productividad tuvieron que reducir el personal, pero que ahora con el tabaco ,que ya se está cosechando, han vuelto a llamar a los empleados. “Aunque todavía son pocos en cantidad”.

Maduro y su plan de sacar a flote la producción

El presidente Nicolás Maduro, en medio de un acto público, decretó algunas especies alimenticias como “Cultivos de Guerra” y aunque aceptó que hay problemas en el sector productivo agrícola, insistió que son culpa de la guerra económica.

El fin de los “Cultivos de Guerra” es "privilegiar e incentivar la producción, el mejoramiento, procesamiento y distribución" de las mismas, según el decreto que ya fue publicado en Gaceta Oficial.

Este decreto otorga un plazo de 30 días para presentar un plan con los objetivos, metas y aspectos a desarrollarse en el ámbito agrícola, pecuario, ambiental, comercial, social y de seguridad.

La medida empieza a correr en un momento en el que la agroindustria vive su peor momento, con una producción que se asemeja a las cifras de 1975, según ha declarado públicamente la Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios (Fedeagro).

Carlos Romero, no es optimista ante este decreto y, pese a su dedicación al campo, al amor que dice tenerle a Venezuela, y a la tierra, su incertidumbre es cada vez más grande por la situación actual de la agricultura en el país.

 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.