Saltar al contenido principal

Arrestan a ocho policías argentinos por la muerte de cuatro jóvenes

Una niña sostiene un cartel contra la violencia policial enl una manifestación en San Miguel del Monte, en Argentina, el viernes 24 de mayo
Una niña sostiene un cartel contra la violencia policial enl una manifestación en San Miguel del Monte, en Argentina, el viernes 24 de mayo Agustin Marcarian / Reuters

La muerte de cuatro jóvenes en una persecución por parte de la Policía cerca de Buenos Aires, en Argentina, ha hecho saltar las alarmas de las autoridades y reabre el debate sobre el abuso de violencia policial.

ANUNCIOS

Un grupo de jóvenes, de entre 13 y 22 años, murió la noche del pasado domingo 19 de mayo al estrellar el coche en el que viajaban contra un camión en San Miguel del Monte, una localidad argentina cerca de Buenos Aires. Casi una semana más tarde, las autoridades han detenido a ocho policías como presuntos responsables de los hechos.

La versión inicial de los hechos, según la Policía, era la siguiente: un grupo de jóvenes estrelló su coche mientras huían de los agentes, quienes habían pedido que se detuvieran. Nadie usó armas de fuego. Sin embargo, las investigaciones posteriores hallaron heridas de bala en el cuerpo de uno de los menores y señales de disparos en la carrocería del coche.

Entre los agentes detenidos, se encuentran los dos que iban a bordo del automóvil policial. A cuatro de ellos se les imputan delitos de homicidio, por la muerte de los jóvenes, y de tentativa de homicidio, por una adolescente de 14 años que también iba en el coche y que se encuentra en el hospital en estado crítico.

Los familiares y defensores de derechos humanos protestan por la violencia policial

Uno de los padres de las víctimas, Juan Carlos Sansone, explicó a la prensa que los policías “levantaron todo en cinco minutos” en vez de esperar a que un forense examinara la escena. “Tiraban los nenes arriba de la ambulancia, no había ninguno con vida y los levantaron como a los perros”, lamentó.

Las manifestaciones se han sucedido desde que empezaron a planear las sospechas sobre la versión policial de los hechos. La última se convocó el viernes 24 de mayo en San Miguel del Monte, a la que acudieron centenares de personas y organizaciones defensoras de derechos humanos como las famosas Madres de la Plaza de Mayo.

El fiscal general, Héctor Bogliolo, quien investiga el caso, aseguró que el hecho de que unos sospechosos no respondan a una orden policial de parar “no amerita el uso de arma de fuego”.

Por su parte, el defensor del pueblo de la provincia de Buenos Aires, Guido Lorenzino, tachó la acción policial de “criminal”: “La muerte de los jóvenes en San Miguel del Monte a causa del gatillo fácil de las fuerzas de seguridad es un gravísimo caso de violencia institucional”.

La policía bonaerense, que actualmente cuenta con 90.000 efectivos, tiene un oscuro historial de abuso de poder. Desde diciembre de 2015, más de 12.000 uniformados fueron apartados de sus funciones, de los cuales 900 están detenidos. Los principales motivos son la corrupción, el abandono de servicio y la violencia.

Con EFE y medios locales

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.