Saltar al contenido principal

Donald Trump llegó a Japón para una visita oficial de cuatro días

 El presidente de Estados Unidos, Donald Trump y la primera dama Melania Trump desembarcan del Air Force One al llegar al aeropuerto internacional de Haneda, en Tokio, el 25 de mayo de 2019.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump y la primera dama Melania Trump desembarcan del Air Force One al llegar al aeropuerto internacional de Haneda, en Tokio, el 25 de mayo de 2019. JIJI PRESS / AFP

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, arribó este 25 de mayo a Tokio, en compañía de su esposa Melania, en un viaje que busca consolidar las relaciones con Japón, discutir el comercio y las amenazas de Corea del Norte.

Anuncios

Un temblor precedió la visita del mandatario estadounidense. Dos horas antes de que Donald Trump llegara a la capital japonesa, se registró allí un movimiento sísmico de 5.1 de magnitud. Según las autoridades, no se registraron víctimas ni daños materiales graves.

El avión del jefe de estado de EE. UU. aterrizó en el aeropuerto internacional de Haneda a las 16.58 hora local (07.58 GMT). Entre las personalidades que le recibieron al pie de la escalerilla se encontraba el ministro de Asuntos Exteriores de Japón, Taro Kono, con quien conversó brevemente.

Después de la bienvenida protocolar y de saludar desde lejos a las cámaras, Trump abordó un vehículo para salir de la terminal aérea y dirigirse a una reunión con empresarios japoneses, en la embajada de Estados Unidos, en Tokio.

Trump pidió mayor inversión de capital japonés en EE. UU.

“Nunca ha habido un mejor momento para invertir en Estados Unidos”, aseguró Donald Trump durante su encuentro con los líderes empresariales de Japón.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, asiste a un evento de líderes empresariales japoneses en Tokio, el 25 de mayo de 2019.
El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, asiste a un evento de líderes empresariales japoneses en Tokio, el 25 de mayo de 2019. REUTERS/Jonathan Ernst

El presidente de Estados Unidos instó a los japoneses a aumentar la inversión en su país, al tiempo que afirmó que Japón ha tenido hasta ahora la ventaja en materia comercial. Aunque prometió que el desbalance comercial cambiará, abogó por un acuerdo que beneficie a ambas partes. Trump cree que este es el mejor momento en la historia para llevar capital a Estados Unidos. Se vanaglorió del crecimiento del tres por ciento que tuvo su nación el año pasado, aunque afirmó que dicho crecimiento bien pudo haber sido mucho mayor si la Reserva Federal no hubiese decidido subir los tipos de interés. "Ustedes me explicarán eso a mí", dijo Trump refiriéndose al tema con tono de decepción.

"Estados Unidos y Japón están trabajando arduamente en la negociación de un acuerdo comercial bilateral que beneficiará a ambos países. Diría que Japón ha tenido una ventaja sustancial durante muchos años, pero está bien", dijo Trump.

"Con este acuerdo, esperamos abordar el desequilibrio comercial, eliminar las barreras a las exportaciones de Estados Unidos y garantizar la equidad y la reciprocidad en nuestra relación", agregó.

La visita oficial del mandatario estadounidense durará cuatro días, pero hasta el domingo está previsto que se reúna con el primer ministro japonés, Shinzo Abe, y compartan una ronda de golf. Se espera que ambos líderes discutan, entre otras, el estancamiento de los diálogos con Corea del Norte, la relación comercial bilateral y el aumento de las tensiones entre Washington y Teherán.

Posteriormente acudirá a la final de un torneo de sumo, donde entregará una copa al ganador.

La reunión con el emperador Naruhito y los contactos políticos de alto nivel están convocados para el lunes 27 de mayo.

Trump es el primer jefe de Estado que será recibido por el emperador Naruhito, quien llegó al trono el pasado primero de mayo, tras la abdicación de su padre, el ahora emperador emérito Akihito.

Con Reuters y EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.