Saltar al contenido principal

Kenia: relaciones entre personas del mismo sexo seguirán siendo prohibidas y penalizadas

Un activista LGBTI pasa por delante de manifestantes en contra de los derechos de los homosexuales con pancartas fuera del Tribunal Superior de Milimani en Nairobi, Kenia. 24 de mayo de 2019.
Un activista LGBTI pasa por delante de manifestantes en contra de los derechos de los homosexuales con pancartas fuera del Tribunal Superior de Milimani en Nairobi, Kenia. 24 de mayo de 2019. REUTERS / Baz Ratner

Hasta 14 años de prisión deberán pagar las personas que sean halladas culpables de mantener relaciones homosexuales, según los artículos 162 y 165 del Código Penal de Kenia, declarados constitucionales este viernes.

ANUNCIOS

La homosexualidad sigue siendo un tabú en Kenia. Así lo confirma una ley británica de la era colonial, que penaliza las relaciones entre personas del mismo sexo y que fue declarada constitucional dentro en el Código Penal de esta nación conservadora del este de África, cuya población es mayoritariamente cristiana.

Pese al recurso interpuesto en 2016 por colectivos LGTBI, que declaraba que los artículos 162 y 165 de la carta magna eran discriminatorios, fuente de homofobia y que contradecían el principio constitucional según el cual todas las personas son iguales ante la ley, las autoridades legislativas kenianas no cedieron. El Tribunal Superior de Nairobi argumentó que los artículos anteriormente mencionados no se dirigen únicamente a aquellos que se declaran homosexuales, sino a todo aquel que sostenga relaciones sexuales con otra persona de su mismo sexo. Estos también pueden ser declarados culpables y por ende, según la corte, no hay discriminación.

El artículo 162 establece que todo aquel que mantenga "conocimiento carnal contra natura" podría ser condenado con hasta 14 años de prisión, mientras que el 165 decreta el pago de cinco años de cárcel por "prácticas indecentes entre hombres". Otras medidas como la proyección del filme de romance lésbico han sido implementadas en los últimos meses.

{{ scope.counterText }}
{{ scope.legend }}© {{ scope.credits }}
{{ scope.counterText }}

{{ scope.legend }}

© {{ scope.credits }}

Comunidad LGTB+ manifestó su desacuerdo

Lo que comenzó como una posible celebración con fotografías, alegría y banderas arco iris, comenzó a silenciarse a medida que las autoridades judiciales iban leyendo su veredicto. El silencio se transformó poco a poco en llanto y sollozos para muchos.

Para los líderes y miembros de la comunidad LGTBI este tipo de medidas son  "un golpe para los derechos humanos en Kenia y envían una señal peligrosa al resto de la Commonwealth, donde muchos ciudadanos continúan siendo criminalizados simplemente por su orientación sexual o identidad de género".

"Estamos absolutamente decepcionados que las cortes hayan decidido interpretar la constitución de tal manera que no nos proteja a todos. Sin embargo, aún creemos en el estado de derecho y vamos a apelar esta decisión", aseguró la abogada Waruguru Gaitho, una de las tantas activistas que promete llevar este caso hasta las últimas consecuencias. La demanda podría llegar hasta el Tribunal Supremo en un proceso que podría tardar años.

Yvonne Muthoni, directora del programa de Kenia, Abierta para Negocios, encabezó una investigación que demostró cómo la discriminación LGBTI + tiene efectos negativos en la salud pública, reduce el turismo y entorpece la productividad. Afirmó además que este tipo de discriminación “le está costando a Kenia hasta el 1,7 por ciento del producto interno bruto (PIB).

Por su parte, Sylvia Tamale, miembro de la Comisión Global sobre el VIH y la Ley, declaró que existe evidencia científica según la cual, “las tasas de prevalencia del VIH son más altas en países donde la homosexualidad está criminalizada y que la marginación y el estigma aumentan el riesgo de infección por VIH en un margen significativo”.

África subsahariana cuenta con 49 países de los cuales 28 penalizan las relaciones homosexuales, en algunos como Sudán y el norte de Nigeria, que se rigen bajo la ley islámica, usan la pena de muerte como castigo. Otros países como Chad y Uganda han intentado recrudecer su legislación en los últimos años. Por su parte, Angola, Mozambique y las Seychelles ya no criminalizan este tipo de actos.

Con Reuters y EFE.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.