Saltar al contenido principal

Alemania: la CDU de Merkel se mantiene como primera fuerza y los verdes se disparan

Carsten Meyer-Heder, el principal candidato de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) de Alemania para las elecciones parlamentarias de la ciudad-estado alemana de Bremen, el 26 de mayo de 2019.
Carsten Meyer-Heder, el principal candidato de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) de Alemania para las elecciones parlamentarias de la ciudad-estado alemana de Bremen, el 26 de mayo de 2019. Wolfgang Rattay / Reuters

La CDU y la CSU de centro derecha se mantienen como la primera fuerza política en Alemania a pesar de la baja en número de votos. Los Verdes toman protagonismo en la contienda, mientras que la extrema derecha pierde escaños.

Anuncios

Unos 64,9 millones de electores estaban llamados a las urnas en Alemania, el país con mayor peso demográfico de la UE. En esta oportunidad, las elecciones del Parlamento Europeo en Alemania coinciden con las regionales del estado de Bremen y municipales en nueve de los 16 estados federales.

Los analistas políticos internacionales han dicho que ha aumentado el interés de los ciudadanos alemanes en las elecciones europeas. Las cifras indican que en cuatro puntos es superior la participación de este año (30%) a la de hace cinco (26%).

Los primeros pronósticos otorgaron la victoria a la Unión Cristianodemócrata con el 28.8%, pero con una disminución histórica comparada con otras elecciones. Los resultados muestran a Los Verdes con el 22%, lo que representa un crecimiento inédito para esa colectividad. El Partido socialdemócrata (SPD) con el 15,5% y la populista Alternativa para Alemania (AFD) con un 10,5% de los apoyos.

Lo anterior significa que los conservadores de la canciller alemana, Angela Merkel, se mantuvieron este 26 de mayo como primera fuerza en las elecciones europeas, según los últimos sondeos locales. Sin embargo, la notable caída de votos, siete puntos menos que en 2014, le permitió a los Verdes tomar el protagonismo en esta contienda.

Los conservadores están representados por los partidos CDU (Unión Demócrata Cristiana) y los CSU (Unión Social Cristiana), de centro derecha y los cuales constituyen el bloque político más grande en Alemania. La presidenta de la CDU, Annegret Kramp-Karrembauer, ha anunciado la victoria de su partido en las elecciones europeas y ha reiterado que Manfred Weber debe presidir la Comisión Europea si los populares se convierten, al término del escrutinio, en la fuerza mayoritaria.

La líder del Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD), Andrea Nahles, admitió por su parte su "extrema decepción" por la "nueva y dura derrota" que apuntan los sondeos. Así mismo, felicitó a los Verdes y dijo aceptar los resultados que indican que una gran mayoría del electorado quiere inclinarse a la formación ecologista.

Multinacionales alemanas hicieron parte de la campaña política

El sector privado jugó un papel importante en esta campaña política. Las grandes empresas instaron a la movilización para frenar el ascenso de la ultraderecha, representada en el país por AFD.

Grandes compañías alemanas como Thyssenkrupp, E.ON, RWE y Volkswagen, hicieron un llamado a sus trabajadores para que participaran de la jornada de votación y evitar así, el triunfo del populismo y la extrema derecha.

Además, estos resultados sobre las elecciones europeas tendrán un fuerte impacto en la política interna alemana. Es seguro que tras los comicios europeos haya una remodelación del Gobierno. La actual ministra de Justicia, la socialdemócrata Katarina Barley, se irá del gabinete muy pronto. Otros sectores políticos también piden el reemplazo de la actual Ministra de Familia, Franziska Giffey, del SPD. Así, la conformación del nuevo Parlamento Europeo traerá cambios al interior de Alemania.

Con Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.