Saltar al contenido principal

Riñas entre internos de cárceles en Brasil dejan varios muertos y heridos

Una familiar de un recluso asesinado espera respuesta de las autoridades. Manaos, Brasil. 27 de mayo de 2019.
Una familiar de un recluso asesinado espera respuesta de las autoridades. Manaos, Brasil. 27 de mayo de 2019. Bruno Kelly / Reuters

Cerca de 40 reclusos de cuatro cárceles en la cuidad de Manaos, en el estado de Amazonas, fueron encontrados muertos por las autoridades. A esta cifra se suman los 15 prisioneros encontrados sin vida el domingo 26 de mayo.

Anuncios

Los conflictos entre miembros de organizaciones criminales al interior de varias cárceles brasileñas desataron una ola de asesinatos que dejó cerca de cuarenta muertos tan sólo el lunes 27 de mayo. Según las autoridades, los reclusos presentaron "indicios de muerte por asfixia".

Los asesinatos de hoy se suman a los de 15 internos que murieron el domingo 26 de mayo en otra cárcel de Manaos tras una pelea.

El Centro de Detención Provisional Masculina, el Instituto Penal Antonio Trindade, la Unidad Prisionera del Puraquequara y el Complejo Penitenciario Anísio Jobim (Compaj) son las cárceles donde se cometieron los crímenes.

Brasil, el tercer país en el mundo con la mayor población carcelaria

La ola de asesinatos en los centros de reclusión es una muestra de la falta de control que exíste en las cárceles de Brasil.

Según datos del Fórum Brasileño de Seguridad Pública, la población carcelaria en el país suramericano supera las 700.000 personas, lo que supone, según la agencia EFE, cerca del doble de la capacidad del sistema penitenciario.

Esta cifra convierte a Brasil en el tercer país en el mundo con el mayor número de reclusos, después de China y Estados Unidos.

Tras las muertes de los dos días, las autoridades estatales reforzaron la seguridad en todas las cárceles del estado de Amazonas. Según la Secretaría de Estado de Administración Penitenciaria del Amazonas, se hizo un conteo de reclusos; la situación se controló y todos los detenidos están ahora en sus celdas.

El secretario de Seguridad Pública del estado de Amazonas, Louismar Bonates, dijo al diario brasileño Folha de Sao Paulo que el motín del domingo, en el que murieron 15 reclusos, comenzó durante el horario de visita de familiares y fue motivado por conflictos entre diferentes organizaciones criminales, a raíz de cambios en la administración de los centros penitenciarios.

En 2017, 56 presos murieron en una disputa entre grupos rivales en el centro Compaj. Este hecho dio cuenta del gran poder que tienen los grupos criminales al interior de las cárceles de Brasil y fue una evidencia de la inseguridad, el hacinamiento y las malas condiciones que hay en las prisiones.

Con EFE y medios locales

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.