Saltar al contenido principal

Nueva ola de violencia en Siria: las bombas mataron a decenas de civiles

Soldados del régimen sirio disparan con una máquina pesada durante los enfrentamientos entre los yihadistas y las fuerzas progubernamentales en el área de Jabriya, en el lado norte de la provincia siria de Hama, el 28 de mayo de 2019.
Soldados del régimen sirio disparan con una máquina pesada durante los enfrentamientos entre los yihadistas y las fuerzas progubernamentales en el área de Jabriya, en el lado norte de la provincia siria de Hama, el 28 de mayo de 2019. George Ourfalian / AFP

Varias zonas del país están bajo ataque del Gobierno de Bashar al-Asad y sus aliados. En los últimos enclaves rebeldes, las poblaciones vulnerables, que se supone se encontraban protegidas por un acuerdo, sufren particularmente de estas ofensivas.

Anuncios

Este martes 28 de mayo estuvo marcado por una lluvia de fuego en las provincias de Hama e Idlib, en el noroeste de Siria. Más de 100 ataques fueron registrados, dejando un saldo provisional de 21 civiles muertos, según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH), con sede en Reino Unido. Desde el inicio de esta última ofensiva, el 30 de abril, 864 personas perdieron la vida, entre ellos 285 civiles, incluyendo 68 niños, según esta ONG.

Con aviones y helicópteros rusos y sirios, esta nueva ola de ataques contra unas veinte localidades a la línea del frente, al norte de Hama y al sur de Idlib, fue particularmente intensa. A lo largo del día, la fuerza aérea bombardeó con misiles, bombas y barriles de explosivos, las líneas de defensa de los yihadistas, quienes respondieron atacando localidades progubernamentales en la provincia de Hama.

Imagen satelital de Kafr Nabudah, provincia de Idlib, Siria, 26 de mayo de 2019.
Imagen satelital de Kafr Nabudah, provincia de Idlib, Siria, 26 de mayo de 2019. Satellite image ©2019 Maxar Technologies/Handout via Reuters

Además de los ataques aéreos, se intercambiaron más de mil proyectiles y cohetes. Los duelos de artillería fueron increíblemente violentos, según testimonios recopilados por los medios de comunicación de ambos lados.

Los civiles, entre el fuego cruzado

Este estallido de violencia se produjo después de una contraofensiva de los yihadistas para intentar apoderarse de una localidad estratégica conquistada el domingo por el ejército sirio. El contraataque fracasó y los yihadistas habrían perdido a unos 100 hombres, según un portavoz del ejército ruso en Siria.

Los expertos militares dicen que los fuertes bombardeos de este martes son el preludio de una nueva ofensiva siria al sur de Idlib. El próximo objetivo parecería ser la localidad de Hobeit y un aeródromo cercano.

Es una nueva etapa dentro de los acuerdos de Sochi pactados entre Turquía, Rusia e Irán, que planteaban proteger a los civiles. Según la oficina humanitaria de la ONU, en las últimas semanas más de 200 mil personas han sido desplazadas en el noroeste de Siria debido a los intensos combates.

Con RFI

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.