Saltar al contenido principal

Mueller: "Si hubiéramos tenido la confianza de que el presidente no cometió un delito, lo hubiéramos dicho"

El fiscal especial Robert Mueller de EE. UU. emite una declaración sobre su investigación sobre la interferencia de Rusia en las elecciones presidenciales de Estados Unidos de 2016. Washington, EE. UU., el 29 de mayo de 2019.
El fiscal especial Robert Mueller de EE. UU. emite una declaración sobre su investigación sobre la interferencia de Rusia en las elecciones presidenciales de Estados Unidos de 2016. Washington, EE. UU., el 29 de mayo de 2019. Jim Bourg / Reuters

Mueller realizó su primera comparecencia pública desde la publicación de su informe sobre la trama rusa. El fiscal dijo que acusar formalmente a Trump "no fue una opción" y ratificó la duda sobre una posible obstrucción a la Justicia.

Anuncios

El fiscal especial Robert Mueller, quien estuvo a cargo de una investigación intensiva de casi dos años sobre la llamada trama rusa y su relación con la campaña electoral del actual presidente estadounidense, Donald Trump, realizó su primera declaración pública desde la publicación el pasado marzo de su informe sobre el 'Russiagate'.

La declaración de este 29 mayo se produjo en medio de las reiteradas demandas que ha hecho el Comité Judicial de la Cámara de Representantes a Mueller para que este testifique públicamente ante el Congreso sobre sus hallazgos en el informe, algo que Mueller descartó: "Espero que esta sea la única vez que hable sobre esto. (...) No creo que sea apropiado hablar más sobre mi investigación", sostuvo.

Mueller dio por terminada la investigación sobre los supuestos vínculos entre el equipo electoral de Trump y el Gobierno ruso en la campaña para las elecciones de 2016. Para esto, el fiscal especial reiteró lo que ya había revelado el informe: que existen evidencias de una participación directa del Kremlin con una clara voluntad de influir en los comicios estadounidenses.

Si hubiésemos tenido pruebas de que no había delito, lo hubiéramos dicho":

Robert Mueller

El fiscal especial dijo también que acusar públicamente a Trump "no era una opción que pudiésemos considerar", dado que la normativa gubernamental estipula que no se puede imputar al presidente por un delito federal mientras esté en el cargo, puesto que la medida violaría lo estipulado en la Constitución.

No obstante, Mueller enfatizó que su informe no exonera al mandatario de una posible obstrucción a la Justicia durante la investigación sobre la trama rusa: "Si hubiéramos tenido la confianza de que el presidente claramente no cometió un delito, lo hubiéramos dicho", dijo Mueller. "Sin embargo, no determinamos si el presidente cometió un delito", puntualizó.

Donald Trump: "El caso está cerrado"

Las declaraciones de Mueller provocaron una rápida reacción del presidente Trump, quien apuntó que el caso sobre la interferencia Rusia está zanjado: "Nada cambia del informe Mueller. No hubo pruebas suficientes y, por lo tanto, en nuestro país, una persona es inocente. ¡El caso está cerrado!", dijo el mandatario en su cuenta de Twitter.

Tras anunciar su retiro del Departamento de Justicia, donde ha estado trabajando desde la publicación del informe, Mueller dijo que no aceptaría preguntas: "Estoy hablando porque nuestra investigación se ha completado. El fiscal general ha hecho el informe público en gran parte. Estamos cerrando formalmente la oficina del fiscal especial y así mismo, estoy dejando el Departamento de Justicia".

Pero el caso 'Russiagate' sigue generando muchas dudas. Poco después de las declaraciones de Mueller, Jerry Nadler, presidente del Comité Judicial de la Cámara Baja, aseguró que ahora "corresponde al Congreso responder a los crímenes, las mentiras y otras irregularidades del presidente Trump", dado que el fiscal especial no pudo presentar cargos contra él. Por el momento la decisión de citar a Mueller a testificar en el Capitolio sigue estando en manos de la Cámara.

Con AP y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.