Saltar al contenido principal

Boris Johnson, excanciller británico, irá a juicio por supuestas "mentiras" sobre el Brexit

El ex secretario de Relaciones Exteriores británico, Boris Johnson, quien se postula para suceder a Theresa May como primer ministro, deja su hogar en Londres, Gran Bretaña, el 28 de mayo de 2019.
El ex secretario de Relaciones Exteriores británico, Boris Johnson, quien se postula para suceder a Theresa May como primer ministro, deja su hogar en Londres, Gran Bretaña, el 28 de mayo de 2019. Hannah Mckay / Reuters

Uno de los posibles candidatos a suceder a Theresa May fue demandado ante el Tribunal de Magistrados de Westminster por haber, supuestamente, engañado repetidamente al público británico sobre el costo de pertenecer a la Unión Europea.

Anuncios

Acusado de mentir sobre lo que al Reino Unido le cuesta permanecer en la Unión Europea, el favorito a suceder a Theresa May como primer ministro británico, Boris Johnson, fue citado este miércoles 29 de mayo a comparecer ante un tribunal en Londres.

El proceso legal fue iniciado por un grupo llamado “Brexit Justice”, liderado por el hombre de negocios Marcus Ball, quien alega que el exsecretario de Relaciones Exteriores y exalcalde de Londres proporcionó información inexacta sobre el costo de la membresía del bloque europeo.

"El demandado mintió y engañó repetidamente al público británico sobre el costo de la membresía de la Unión Europea, expresando, respaldando o deduciendo que el costo de la membresía (para pertenecer al bloque) era de 350 millones de libras (442 millones de dólares) por semana", según el texto de la demanda.

Estas afirmaciones, que para el demandante no son ciertas, las hizo Johnson antes y después del referendo de la Unión Europea de 2016, cuando fue uno de los principales activistas para que Gran Bretaña abandonara el bloque.

Un juez de la Corte de Magistrados de Westminster dictaminó que Johnson debe responder a una citación privada para esclarecer los hechos y establecer si hubo mala conducta de su parte como funcionario público.

Un bus de campaña con cifras falsas, la clave de la demanda

Que Gran Bretaña se ahorraría 350 millones de libras esterlinas semanales si no hiciera parte del bloque europeo, fue una de las premisas de la campaña “retomar el control”, con la que Boris Johnson promovía el Brexit en 2016.

El entonces secretario de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña, Boris Johnson, se baja del 'Bus de batalla' del Partido Conservador el 18 de mayo de 2017.
El entonces secretario de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña, Boris Johnson, se baja del 'Bus de batalla' del Partido Conservador el 18 de mayo de 2017. Ben Stansall / AFP

Esta iniciativa se hizo famosa y a su vez controversial, pues los opositores argumentaron que era deliberadamente engañosa y se convirtió en un símbolo de las divisiones causadas por el referendo, en el que los británicos votaron un 52% - 48% para abandonar la Unión Europea

La jueza de distrito, Margot Coleman, dijo en un fallo inicial que las acusaciones no estaban probadas y que por el momento no se ha hecho ninguna constatación.

"El acusado deberá asistir a este tribunal para una audiencia preliminar y el caso se enviará al Tribunal Supremo para su juicio".

Abogados de Johnson creen que se trata de una “jugada política”

Las encuestas sugieren que el político, bien conocido por su pelo rubio despeinado, está muy por delante de los otros diez candidatos declarados en el concurso para reemplazar a Theresa May como líder del Partido Conservador y primer ministro británico.

Y aunque el vocero de Boris Johnson no ha hecho comentarios respecto de la acusación, sus abogados argumentaron que el caso no era más que un truco político por parte de quienes se oponían al Brexit y a su candidatura.

"Brexit Justice Limited es el producto de una campaña para socavar el resultado del referendo y/o para evitar sus consecuencias", argumentó su abogado ante el Tribunal.

Johnson fue uno de los principales partidarios de Brexit durante la votación de 2016 y renunció al Gobierno por el triple rechazo que sufrió en el Parlamento el acuerdo de divorcio negociado por Theresa May.

No es la primera vez que las cifras de Johnson son cuestionadas

En septiembre de 2017, los estadísticos del gobierno criticaron a Johnson por repetir la famosa cifra de 350 millones de libras esterlinas, argumentando que ignoraba el reembolso que Gran Bretaña recibe de la Unión Europea.

"Es un claro mal uso de las estadísticas oficiales", escribió David Norgrove, presidente de la Autoridad de Estadísticas del Reino Unido, en una carta que dirigió a Johnson en septiembre de 2017.

Las cifras publicadas por la Oficina de Estadísticas Nacionales en abril de 2016 mostraron que la contribución neta semanal de Gran Bretaña a la Unión Europea es de unos 190 millones de libras por semana.

Con Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.