Saltar al contenido principal

Brasil: estudiantes y profesores presionan en las calles contra los recortes en educación

Manifestantes durante la protesta contra los recortes en los gastos federales en educación planeados por el Gobierno de ultraderecha del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, en Sao Paulo, Brasil, el 30 de mayo de 2019.
Manifestantes durante la protesta contra los recortes en los gastos federales en educación planeados por el Gobierno de ultraderecha del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, en Sao Paulo, Brasil, el 30 de mayo de 2019. Nacho Doce / Reuters

Las calles se llenaron en rechazo a las limitaciones presupuestarias a las universidades federales, que podrían suponer una disminución del 30% de sus fondos. Denuncian una purga ideológica por parte del Gobierno.

Anuncios

Fue una marea humana visible en 22 Estados de los 28 de Brasil. Estudiantes, profesores y ciudadanos que respaldan sus reclamos, quisieron reiterar el llamado del 15 de mayo, la primera jornada nacional de movilización en Gobierno de Jair Bolsonaro, en función desde enero.

De hecho, el ultraderechista no apreció en absoluto esta ola de protestas, tildando a los participantes de “idiotas útiles”. La aprobación de Bolsonaro cayó al 35% y el oficialismo se afanó en convocar una multitudinaria marcha de apoyo.

Aunque menos numerosos que hace dos semanas, los manifestantes no perdieron la ocasión de volver a colocar en el centro del debate lo que consideran un peligro para la educación pública. Denuncian el congelamiento de unos 1.300 millones de dólares del presupuesto de este sector. En total, el Ejecutivo prevé un ahorro 1.800 millones de dólares en educación, lo cual podría afectar particularmente a las universidades públicas, que podrían perder el tercio de su capacidad financiera.

Un golpe financiero a toda la educación pública

"Ese corte va a traer mucha precarización", dijo Simone Nascimento, de 26 años, a la agencia EFE. Esta manifestante afirmó que se volvería "inviable" la supervivencia de algunas universidades y que algunas "pueden dejar de funcionar" a raíz de este recorte.

"Nosotros no somos responsables de la contingencia actual, el presupuesto actual fue hecho por el Gobierno de [Dilma] Rousseff y [Michel] Temer, quien era su vicepresidente", se defendió ante el Congreso el ministro de educación, Abraham Weintraub, “no somos responsables del desastre de la educación, no votamos por ellos.”

{{ scope.counterText }}
{{ scope.legend }}© {{ scope.credits }}
{{ scope.counterText }}

{{ scope.legend }}

© {{ scope.credits }}

Weintraub agregó que objetivo de la administración es recuperare el dinero perdido debido e invertirlo: “una parte de los fondos robados de Petrobras están siendo recuperados (…) y pueden servir de alivio para los rectores”, dijo.

La cruzada ideológica contra las universidades

Por otra parte, basándose sobre supuestas cartas de padres, el ministro sostuvo que algunos profesores "están coaccionando" a sus alumnos para ir a las marchas, e incitó a denunciar públicamente esas acciones. "Eso es ilegal, eso no puede pasar y vamos a tomar las debidas medidas legales. El Ministerio de Educación está esforzandose para que el ambiente escolar no sea perjudicado por una guerra ideológica", lanzó.

No obstante, la “guerra ideológica” parece obsesionar menos a los profesores que al Gobierno, ya que, desde que se instaló, manifestó su voluntad de “expurgar el marxismo cultural” de la enseñanza. Una postura con contornos turbios que fue lanzada por el primer titular de la cartera de educación de Bolsonaro, el colombiano nacionalizado brasileño, Ricardo Vélez Rodríguez, destituido tras una serie de peleas internas.

Su sucesor no difiere de línea. Apenas nombrado, Weintraub pretendió apuntar los recortes a tres universidades públicas, una de Brasilia, una de Rio de Janeiro y una de Salvador de Bahía, por haber “sembrado desorden”, debido a que sus sedes acogieron a “manifestaciones contra el fascismo” o eventos con actores de la izquierdo. El ministro tuvo finalmente que precisar que los recortes irán para todos los campus federales.

Con EFE y AFP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.