Saltar al contenido principal

Así fue el cierre de Wall Street Market, el imperio de la venta de drogas en Intenet

El arresto de los tres alemanes y la incautación de los servidores del Wall Street Market proveerán información valiosa sobre los usuarios de la plataforma y podrían llevar a más arrestos.
El arresto de los tres alemanes y la incautación de los servidores del Wall Street Market proveerán información valiosa sobre los usuarios de la plataforma y podrían llevar a más arrestos. iStock

La página Wall Street Market le permitía a más de un millón de clientes abastecerse de drogas, armas o documentos falsos para beneficio de tres alemanes, quienes encabezaban esta especie de "Amazon" de la droga, hasta que fueron arrestados.

Anuncios

Tenían 22, 29 y 31 años y administraban Wall Street Market, una de las plataformas por Intenet de venta de drogas, armas y otros de los servicios ilegales más lucrativos del momento. Estos tres alemanes fueron arrestados el viernes 3 de mayo, tras una investigación de casi dos años llevada a cabo por la policía desde Berlín, en colaboración con Europol, el FBI y los servicios neerlandeses de policía.

El trío, que operaba desde tres regiones alemanas, también había logrado fidelizar cerca de un millón y medio de clientes y 4.500 "comerciantes" que vendían drogas como cannabis o cocaína, armas, documentos falsos, virus informáticos o incluso tarjetas de crédito robadas, detalla el FBI en el acta de acusación. En sus tres años de existencia, el Wall Street Market alcanzó una popularidad similar a Silk Road, el más famoso de estos "Amazon" de la droga, hasta su desmantelamiento en 2013.

Los hombres se estaban preparando para huir con el dinero del Wall Street Market

Al igual que su ilustre predecesor, este supermercado ilegal se encontraba en la 'deepweb' (web profunda), ese lugar del Internet que no está referenciado en los motores de búsqueda y requiere de la instalación de un navegador específico que garantiza un mayor anonimato para lograr acceder. Las compras en Wall Street Market se realizaban con bitcoin o monero (otra criptomoneda) y los tres alemanes obtenían una comisión de entre el 2 y 5% por cada transacción.

Un modelo económico que resultó ser lucrativo para estos "e-barones" de la droga. Luego del registro de los domicilios de los tres sospechosos, la policía alemana pudo confiscar más de 500.000 euros en líquido y en criptomoneda, al igual que carros de lujo. Y eso era apenas una parte de las ganancias generadas por esta plataforma.

Pero al parecer esto no era suficiente. Efectivamente, los tres hombres se estaban preparando para huir con el dinero del Wall Street Market cuando fueron arrestados, según lo afirmaron los investigadores. Según el FBI, a finales de abril habían empezado a transferir "entre 10 y 30 millones de dólares" desde las cuentas de los usuarios hacia unos portafolios electrónicos que les pertenecían.

Ya tenían experiencia: antes de crear Wall Street Market, estos tres alemanes habían administrado otro supermercado en línea de la droga –el German Market Plaza– el cual cerraron de manera abrupta en 2016 llevándose todo el dinero.

¿Otros arrestos por venir?

Fue esta avaricia la que precipitó la caída del imperio del Wall Street Market. Permitió confirmar las sospechas de los investigadores en cuanto a la identidad de los tres sospechosos. En efecto, para conectarse a Wall Street Market uno de ellos utilizaba un VPN (Virtual Private Network, una herramienta para ser invisible en la red), la cual tenía la molesta tendencia de no funcionar por momentos, revelando de esa manera la verdadera dirección de Internet del sospechoso.

Los investigadores lo atraparon en el acto mientras trataba de recuperar el dinero de la página. Otro había transferido fondos a un portafolio electrónico que también era utilizado para otras transacciones –sobre todo compra de juegos de video– durante las cuales el sospechoso había revelado su verdadera identidad.

El arresto de los tres alemanes y la incautación de los servidores del Wall Street Market proveerán información valiosa sobre los usuarios de la plataforma y podrían llevar a más intervenciones. De hecho, ya empezaron: las pruebas de la investigación ya permitieron el arresto en Estados Unidos de dos de los revendedores de drogas más prolíficos.

El fin de Silk Road en 2013 también representó el comienzo de los inconvenientes para sus usuarios y los arrestos ligados a esta plataforma se prolongaron hasta 2018. La saga Silk Road también demostró que en este segmento del mercado no tarda en surgir un sucesor. Ha existido Alphabay, Silk Road 2.0, el Valhalla Marketplace o incluso el Wall Street Market. Y los clientes ya deben estar en busca de su sucesor.

 

Este artículo fue adaptado de su original en francés.

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.