Saltar al contenido principal

'Las Cristinas del conflicto': un homenaje a las mujeres desaparecidas en Colombia

Una muñeca que hace parte de la exposición 'Las Cristinas del conflicto' se expone en la librería Tornamesa, en Bogotá, Colombia, el 30 de mayo de 2019.
Una muñeca que hace parte de la exposición 'Las Cristinas del conflicto' se expone en la librería Tornamesa, en Bogotá, Colombia, el 30 de mayo de 2019. Cortesía de Felipe Bondano / DW

La exposición 'Las Cristinas del conflicto' es un proyecto de memoria histórica para conmemorar a miles de mujeres víctimas de desaparición forzada durante el conflicto en Colombia.

Anuncios

"El arte me ha ayudado a no seguir llorando", dice Paulina Mahecha, creadora de las muñecas. Es una manera que encontró para sobrellevar el dolor de la ausencia de María Cristina, su hija, desaparecida hace 15 años. Por eso el proyecto lleva su nombre: 'Las Cristinas del conflicto'.

María Cristina desapareció en 2004, en el municipio de San José del Guaviare cuando fue a prestar un servicio social como enfermera a esa comunidad abandonada por el Estado, cuando arreciaban los años más duros del conflicto. El 30 de abril de ese año fue el último día que fue vista.

Paulina supo con los años que fue desaparecida por paramilitares que operaban en esa zona, cuando empezaron a movilizarse y tomar fuerza durante el gobierno del expresidente Álvaro Uribe. Cinco veces fue a buscarla con la Fiscalía siguiendo versiones de algunos de los comandantes 'paras' que se sometieron a la justicia, pero no la halló.

El arte me ha ayudado a no seguir llorando”

Paulina Mahecha

"Es un proyecto de memoria histórica para que perdure el nombre de las Cristinas que sufrieron desaparición forzada y están olvidadas hasta por sus familias, porque ya no pueden hablar, ni expresarse. El arte me sirvió como medio de expresión, pero también de denuncia", explica Paulina, en un conversatorio en el que presentó su exposición en una librería de Bogotá.

Su hija hace parte de las 100 mil personas desaparecidas durante el conflicto armado colombiano. La coordinadora de protección del Comité Internacional de la Cruz Roja, Alexia Van Der Gracht Rommerswael, enseñó unas cifras que encienden las alarmas. "Tenemos registrado una media de un caso de desaparición cada cuatro días, pero obviamente es un subregistro del fenómeno porque sabemos que siguen desapareciendo personas en Colombia hoy en día", apunta.

El arte como ejercicio de memoria colectiva en Colombia

Las muñecas tienen diferente tono de piel, color de cabello y representan las historias de varias mujeres desaparecidas en todo el territorio. Una iniciativa esperanzadora en medio del dolor de una ausencia que no ha sido reparada, de una verdad que todavía no conocen. Por eso el espacio fue un llamado a la justicia a que aborde los casos de mujeres que fueron violentadas durante los años de guerra en Colombia.

"La administración de Justicia no ha aprendido la lección de incorporar la perspectiva de género en sus pesquisas para investigar a las mujeres desaparecidas", acota Yanette Bautista, presidenta de la fundación Nydia Erika Bautista, que lleva el nombre de su hermana que fue desaparecida el 30 de agosto de 1987.

Cortesía del Comité de Cruz Roja Internacional

Yanette insiste en que la Justicia aborde desde el género los casos de estas mujeres, a quienes, según ella, ponen trabas para investigar sus casos. Dice que las autoridades responden sobre las desaparecidas que 'en muchos casos se van con sus novios o maridos' desestimando la denuncia y en otras ocasiones se demoran hasta 72 horas en iniciar la búsqueda.

Paulina perdió la fe en la justicia pero espera que las muñecas sean la voz de las mujeres silenciadas, que sean su legado, pero especialmente, un llamado a la sociedad, a la Justicia y al Estado para que abandonen la indiferencia ante un crimen que corroe al país.

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.