Saltar al contenido principal
Chile - Gobierno

El desplome mantenido de la popularidad de Piñera

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, se refiere laa aprobación de la reforma de pensiones el 16 de mayo de 2019.
El presidente de Chile, Sebastián Piñera, se refiere laa aprobación de la reforma de pensiones el 16 de mayo de 2019. Presidencia de Chile
6 min

Un año y tres meses después de asumir su mandato la popularidad del gobierno de Sebastián Piñera sigue cayendo de forma mantenida, convirtiéndose en un quebradero de cabeza constante para el presidente y su gabinete.

Anuncios

Una nueva encuesta publicada esta semana sitúa la popularidad del presidente de Chile Sebastián Piñera un punto  por debajo  de la semana pasada  y marca un nuevo  punto mínimo en su  segundo mandato: solo un 33% de los chilenos, dice la encuesta de Cadem, aprueba la gestión del mandatario.

Un dato aún más preocupante que su aprobación, es su desaprobación, que se sitúa en el 52%. Es decir, más de la mitad de los chilenos están insatisfechos con este Gobierno y esta situación completa “nueve semanas consecutivas con tendencia a la baja”, según cita el estudio.

Según otras encuestas recientes, como la del “Barómetro de la Política”, del Centro de Estudios de la Realidad Contemporánea (CERC) y Mori la aprobación del Gobierno cayó del 44 al 27% entre abril de 2018 y mayo de 2019.

La tendencia a la baja, que afecta no solo a Piñera, sino también a todo su gabinete, se ha recobrado importancia a pocos días de la Segunda Cuenta Pública del presidente,  el sábado 1 de junio, que será emitida por primera vez en horario ‘prime’ de TV para captar más interés y audiencia.

“Atrás quedaron los tiempos dónde los presidentes tenían porcentajes tropicales. Creo que de aquí en adelante acostumbrarse a gobernar en torno al 40% debiera ser más o menos normal”, dijo a France 24 Cristóbal Bellolio, analista político de la Universidad Adolfo Ibañez y doctor en filosofía política.

No han llegado los ‘tiempos mejores’ que prometió Piñera

Algunos analistas no dudan en señalar, como en anteriores ocasiones, el no  cumplimiento de las expectativas y el rendimiento económico menor al esperado como la causa de la baja en la aprobación, luego de los “tiempos mejores” que había prometido Piñera como parte de su eslogan de campaña.

La economía es también la razón a la que apunta Roberto Iziksom, gerente de asuntos públicos de la Cadem, que mencionó la frustración asociada a las expectativas económicas, punto en el que coincide Bellolio.  

“Este es un gobierno que prometió echar a andar la economía, tomando en cuenta que el crecimiento no fue prioridad en el segundo gobierno de Michelle Bachelet y la economía si bien ha crecido más que en el gobierno anterior –de 1,7% a 4% este año- aun así, está bajo las expectativas en que cifró el actual Gobierno”, explica el analista.

“Prometieron muchas cosas que al final no hacen. De 1 a 7 le daría un 4 porque no se ven grandes avances en las necesidades que la gente tiene, en la economía, trabajo, salud”, explica a France 24 el ciudadano Oscar Alarcón, de 66 años. “Se están preocupando de puras tonteras no de cosas esenciales”, resume.

“La gente no siente que la reactivación económica esté llegando a sus bolsillos”

“El Gobierno ha ido lento en tema económico y trabajo, como lo dejaron, pero espero que sea para mejor”, cree de su lado Esteban Castillo, de 50 años.  “En lo personal creo que la economía está un poco estancada, pero debe de ser por los vaivenes económicos que hay también internacionalmente y que afecta mucho a un país tan chico como el nuestro”.

También en el empleo “ha afectado con la llegada de extranjeros, la mano de obra es mucho más barata y están más preparados también en muchos casos”, añade, quien valora como medidas positivas las medidas como “ordenar la inmigración” o la reforma del transporte público en Santiago. “Les pasa a todos los gobiernos, parten muy arriba y la gente con muchas expectativas, pero las cosas no se solucionan de la noche a la mañana”.

“Estos procesos son lentos y la gente no siente que la reactivación económica esté llegando a sus bolsillos, siente que hay muchas excusas y que los que se llevan la tajada más gorda son los mismos de siempre”, señala Bellolio para quien esta sería una de las hipótesis a considerar para explicar las malas cifras, aunque habría más razones.

“Las decisiones que toma siendo un empresario van al contrario del país”

El Gobierno se ha visto envuelto en polémicas frecuentes, como la última por la instalación forzosa de los medidores eléctricos de luz, muy debatida y que tuvo que ser retirada por el rechazo popular, tras semanas de discusión y en que dio la sensación de que el Gobierno se alineaba con las empresas.

“No me gusta su forma de gobernar, me parece que las decisiones que toma siendo un empresario van al contrario del país”, valora Karen Ventura, de 36 años. “En vez de avanzar, con él retrocedimos”.

“Ese es el ‘talón de Aquiles’ del Gobierno de Piñera, que la gente lo identifique con el gran empresariado, con los ‘poderosos de siempre’ como decía el gobierno de Bachelet II, y no con la ciudadanía de a pie”, señala Bellolio.

Sebastián Piñera visita un museo de innovación en Seúl, Corea del Sur, el 29 de abril de 2019.
Sebastián Piñera visita un museo de innovación en Seúl, Corea del Sur, el 29 de abril de 2019. Alex Ibañez / Prensa Presidencia de Chile

Polémicas y "errores no forzados"

O los temas familiares, que tras marcar la debacle política de Bachelet, siguen incidiendo también en el Gobierno de Piñera. “El año pasado ya tuvimos un episodio complejo cuando el presidente nombró a su hermano como embajador en Buenos Aires y ahora se comete otro error no forzado”, afirma Bellolio en relación al viaje de los hijos de Piñera, que fueron incluidos en la comitiva de su visita a China y que causó gran polémica.

“Independiente de que es tradición que los presidentes viajen con sus hijos, la foto de los hijos de Piñera en una reunión de negocios transmitió a muchos chilenos la imagen de que los que nacen en cuna de oro, los que tienen contactos, o los familiares de los políticos son los que llegan”, afirma el analista político.

“El viaje reciente a China con sus hijos han sido actuaciones desafortunadas. Creo que el tema de los hijos es muy sensible y el gobierno no le ha dado la suficiente importancia, lo mismo que las relaciones familiares dentro del gobierno, que se vienen arrastrando desde hace varios meses a raíz de que ellos dijeron al inicio que no sucedería, que no habría ‘hijos de’, ‘esposos de’ o ‘mujeres de’, esto  es bastante inconsecuente con esta actitud ética que ellos plantearon en un principio”, dijo a France 24, Mónica Salinero, de 37 años.

“El Gobierno ha sido de una torpeza difícil de creer a la hora de manejar el tema”, explica el analista para quien este particular perjudica especialmente al atribulado presidente.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.