Budapest

Hungría: fuerzas de rescate aún no logran acceder al barco que naufragó en el Danubio

Un buzo mientras se preparaba para intentar bajar hasta la estructura del buque que naufragó en Budapest, Hungría, el 31 de mayo de 2019.
Un buzo mientras se preparaba para intentar bajar hasta la estructura del buque que naufragó en Budapest, Hungría, el 31 de mayo de 2019. Zoltan Balogh / EFE

Pese al respaldo de los organismos surcoreanos y austriacos, las fuerzas de rescate de Hungría no han logrado acceder a la embarcación que se hundió en las aguas del Danubio. El capitán permanece detenido.

Anuncios

Las fuerzas de rescate húngaras siguen sin poder llegar a la estructura de la embarcación turística que naufragó en el río Danubio, hecho tras el cual al menos siete personas perdieron la vida y 21 permanecen desaparecidas.

De acuerdo con lo indicado por las autoridades, las labores de acercamiento al barco que se encuentra en las profundidades del caudal se han visto obstaculizadas por la crecida del afluente y la fuerza de la corriente.

A las tareas de rastreo del “Sirena” se han sumado equipos tanto de Austria como de Corea del Sur, pero ningún refuerzo ha sido suficiente como para combatir la potencia de las aguas y ubicar a los turistas y tripulantes que aún no aparecen.

La colisión de este buque-hotel se produjo el 29 de mayo contra otro llamado Vicking mientras que 33 turistas de surcoreanos y un par de tripulantes de Hungría iban a bordo, el hundimiento tomó tan pocos segundos que solo siete lograron ponerse a salvo.

Parte del despliegue de equipos utilizados para las labores de acercamiento al barco que naufragó en el río Danubio el 31 de mayo de 2019.
Parte del despliegue de equipos utilizados para las labores de acercamiento al barco que naufragó en el río Danubio el 31 de mayo de 2019. Zoltan Mihadak / EFE

Según lo especificado por los expertos, la profundidad a la que está el barco es de más de cuatro metros, por lo que, en el pero de los casos, tendrían que esperar hasta que el nivel de la corriente empiece a bajar y así los buzos puedan descender al punto necesario.

Kang Kyung-hwa, la ministra de Exteriores de Corea del Sur, declaró que la esperanza en Budapest es poder encontrar sobrevivientes, por lo que aún no contemplan la detención de las misiones en el área.

Lo que más preocupa a los buzos ahora es que las previsiones climáticas para los próximos días no son nada alentadoras, dado que al menos en las siguientes cinco jornadas no iniciaría el descenso del cauce.

En honor a la memoria de las víctimas, decenas de arreglos florales han sido colocados en cercanías al puente bajo el que ocurrió el siniestro, así como globos y velas para pedir la pronta aparición de quienes aún no han sido encontrados.

Medios locales reportaron que las autoridades de Hungría abrieron una investigación contra C. Yuriy, el capitán de la embarcación Vicking, para determinar su responsabilidad en el registro de este hecho catalogado como letal y masivo.

Sus representantes legales confirmaron que el capitán, de 64 años, que fue detenido el 30 de mayo, permanecerá un mes bajo custodia a menos de que realice el pago de una fianza de cerca de 46.000 euros.

Con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24