Fútbol

Muere a los 35 años el futbolista español José Antonio Reyes

José Antonio Reyes sostiene el trofeo de la Europa League después de haber terminado campeón con el Sevilla en Varsovia, Polonia. 27 de mayo de 2015.
José Antonio Reyes sostiene el trofeo de la Europa League después de haber terminado campeón con el Sevilla en Varsovia, Polonia. 27 de mayo de 2015. Carl Recine / Reuters

Quien fuera jugador del Real Madrid e internacional con la Selección española, falleció en un accidente de tráfico. Actualmente militaba en el Extremadura, de Segunda División.

Anuncios

Una nueva tragedia enluta al Sevilla. El mismo equipo que perdió hace doce años a Antonio Puerta, uno de sus canteranos con más renombre, se queda ahora sin otra de las joyas formadas en sus filas.

José Antonio Reyes, quien salió del club andaluz para jugar en el Arsenal inglés, el Real Madrid, entre otros equipos, falleció en un accidente de tráfico este 1 de junio. Tenía 35 años y actualmente militaba en el Extremadura, de la Segunda División.

De acuerdo con la Agencia EFE, el auto en el que viajaba Reyes se salió de la carretera y se incendió en la vía que lleva de Sevilla a Utrera, localidad natal del extremo zurdo. Su primo, Jonathan Reyes, también perdió la vida en el siniestro, informó el Sevilla.

El club lamentó la muerte de “una de sus perlas”, quien “se marcha prematuramente”. Y es que Reyes era toda una leyenda en el conjunto hispalense. Debutó en Primera División con apenas 16 años, siendo el jugador más joven en hacerlo.

La Selección Española también emitió un comunicado lamentando el suceso. Reyes fue internacional 21 ocasiones con la Roja y disputó el Mundial de Alemania en 2006, llegando a los octavos de final.

Una amplia carrera con títulos internacionales

Reyes partió del Sevilla en la temporada 2003/2004 y llegó al Arsenal para hacer parte de un equipo histórico. Con el cuadro londinense, ganó una Premier League en donde no conocieron la derrota en todo el torneo. Durante su paso por el Arsenal marcó 23 goles y alcanzó la final de la Champions League en 2006, en donde se impuso el Barcelona.

En el verano de 2006 pasó al Real Madrid y fue pieza clave en la consecución de una Liga en donde el equipo blanco remontó al Barcelona. La temporada siguiente se quedó en la capital española, pero jugando con el Atlético de Madrid.

Con los colchoneros estuvo hasta el 2012, con una cesión intermedia en el Benfica, y conquistó dos Europa League y una Supercopa de Europa.

Regresó entonces a su Sevilla, con quién levantó otras tres Europa League, convirtiéndose en el único en ganar cinco veces este título (incluida la Copa de la UEFA).

Jugó también en Espanyol, Córdoba y el Xinjiang Tianshan de China, antes de arribar al Extremadura. En todos esos equipos dejó impronta de su carisma y la calidad de esa zurda que ahora llora el balompié.

Con EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24