Naufragio en Hungría

Naufragio en Hungría: Corriente del río Danubio dificulta labores de búsqueda y rescate

Un barco especial del equipo de rescate de Corea del Sur trabaja en la búsqueda de los desaparecidos en el río Danubio en Budapest, Hungría. 31 de mayo de 2019.
Un barco especial del equipo de rescate de Corea del Sur trabaja en la búsqueda de los desaparecidos en el río Danubio en Budapest, Hungría. 31 de mayo de 2019. Marko Djurica / Reuters

Las autoridades han informado que la búsqueda de las 21 personas desaparecidas tras el hundimiento de un barco en el río Danubio, que causó la muerte de siete personas, tomará más tiempo de lo previsto.

Anuncios

El trabajo de búsqueda y rescate de las víctimas del naufragio de un barco que fue embestido por un crucero de 135 metros de altura en el río Danubio el 29 de mayo, se hace cada vez más complicado. Según las autoridades húngaras, el incremento del caudal del río y la rapidez de su corriente han entorpecido las labores que intentan dar con las 21 personas que permanecen desaparecidas.

“Tenemos que decir que las condiciones están completamente en contra de nosotros y de nuestros objetivos. Los que trabajan en la búsqueda y rescate enfrentan condiciones extremadamente difíciles y peligrosas. La visibilidad es cero bajo el agua”, fueron las declaraciones del ministro de Relaciones Exteriores de Hungría, Peter Szijjarto.

Un equipo de rescate ayuda a un buzo en el sitio del accidente, en el río Danubio en Budapest, Hungría. 31 de mayo de 2019.
Un equipo de rescate ayuda a un buzo en el sitio del accidente, en el río Danubio en Budapest, Hungría. 31 de mayo de 2019. Antonio Bronic / Reuters

El pasado miércoles, el barco "Sirena" se hundió en tan solo segundos cuando fue embestido por el "Vickyng" mientras realizaba una de las habituales giras nocturnas por el prestigioso río que atraviesa Budapest. A bordo iban 35 personas. A partes de los dos miembros de la tripulación, la mayoría de quienes viajaban en el "Sirena" eran surcoreanos.

Los restos del barco fueron ubicados a unos 6 metros de profundidad. Sin embargo, los intentos de los buzos por llegar hasta ellos, donde se supone estarían atrapados los cuerpos, han sido en vano. No sólo por las temperaturas del agua que no superan los 15 grados, sino también porque el poderoso caudal del Danubio arrastra objetos y troncos que ponen en riesgo la vida de los submarinistas. "Es muy probable que en el fondo (en el barco hundido) haya cadáveres, y no necesitamos más cadáveres" dijo Péter Adamkó, un experimentado buceador, a la televisión local húngara.

Las autoridades húngaras informaron que el capitán del crucero presuntamente responsable del accidente ya fue detenido.

El Gobierno de Corea del Sur exigió que se esclarezcan las causas del siniestro. La ministra de Relaciones Exteriores de Corea del Sur, Kang Kyung Wha, que también dio declaraciones en la misma rueda de prensa, solicitó que las autoridades húngaras garanticen la operación de rescate, así como el apoyo en la investigación. Reiteró que, si la culpa del propietario del crucero es revelada durante la investigación, se tomarán acciones legales en consecuencia.

Familiares de las víctimas y los desaparecidos llegaron al lugar de los hechos para obtener información de sus seres queridos. Mientras que residentes de Budapest y turistas se reunieron en la embajada de Corea del Sur, para rendir homenaje con flores y velas a las víctimas del siniestro.

"Creo que como muchas de las tragedias que ocurren hoy en el mundo, esta es una tragedia que podría haberse evitado y es básicamente por culpa de una falla humana, un error", dijo Eszter Markus, asistente al homenaje.

La gente rinde homenaje a las víctimas del accidente de barco, en el que murieron varias personas en el río Danubio. 31 de mayo de 2019.
La gente rinde homenaje a las víctimas del accidente de barco, en el que murieron varias personas en el río Danubio. 31 de mayo de 2019. Bernadett Szabo / Reuters

El Danubio, es una de las principales vías fluviales transporte de mercancías en Europa, este río atraviesa Budapest, la capital de Hungría separando sus dos mitades, "Buda" y "Pest". Ante el accidente está prohibida la circulación de cualquier tipo de barco por esta zona del Danubio, según las autoridades, porque los cuerpos de los desaparecidos pueden haber sido arrastrados varios kilómetros por la corriente.

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24