Visita religiosa

Acabar con los rencores, el llamado del papa Francisco desde Rumanía

El papa Francisco durante la misa que ofició en el santuario mariano Sumuleu-Ciuc en Miercurea-Ciuc, Rumanía, el primero de junio de 2019.
El papa Francisco durante la misa que ofició en el santuario mariano Sumuleu-Ciuc en Miercurea-Ciuc, Rumanía, el primero de junio de 2019. Ettore Ferrari / EFE

En su segundo día de visita a Rumanía, el papa Francisco llamó a las comunidades a transformar los antiguos y actuales rencores en “nuevas oportunidades de comunión”.

Anuncios

Pasar la página, acabar con los antiguos y actuales rencores, ese fue el llamado del papa Francisco durante la ceremonia religiosa que ofició en el santuario mariano de Sumuleu-Ciuc en su segundo día de visita en Rumanía.

Ante decenas de fieles de la minoría católica, el sumo pontífice reiteró la necesidad de que los distintos grupos sociales se integren pese a las distinciones religiosas en ese territorio de mayoría ortodoxa.

En el transcurso de la homilía, el líder católico argentino indicó que las peregrinaciones a los diversos templos simbolizan la pluralidad de los pueblos y la multiplicidad de creencias existentes, pero precisó que, más allá de ellas, la clave es volver a la fraternidad.

A través de su cuenta oficial de Twitter, instó a “caminar juntos” y destacó la relevancia de superar las dificultades de manera colectiva.

Justamente en Rumanía, las tensiones con los miembros de la iglesia ortodoxa y la persecución que sufrieron los católicos por parte de los comunistas hace parte de aquello que el papa declaró que hay que superar con el objetivo de que “los rezagados de ayer” tengan mejores condiciones de vida.

Ante la invitación de Francisco a “descubrir” y “transmitir” la mística de vivir en comunidad y sin temor a la mezcla social, grupos de asistentes elevaron plegarias y cánticos con los que recordaron creer en un futuro mejor.

Una asistente mientras elevaba una plegaria durante la misa oficiada por el papa Francisco en el Santuario Mariano en Sumuleu Ciuc, Miercurea Ciuc, Rumania, el primero de junio de 2019.
Una asistente mientras elevaba una plegaria durante la misa oficiada por el papa Francisco en el Santuario Mariano en Sumuleu Ciuc, Miercurea Ciuc, Rumania, el primero de junio de 2019. Octav Ganea / Reuters

Se trata del primer recorrido de Francisco en la región de Transilvania, debido a que, en 1999, 20 años atrás, el papa Juan Pablo II no pudo acudir a una cita similar.

Mañana (domingo), en su último día en Rumanía, el representante religioso beatificará a siete mártires eclesiásticos que fallecieron a manos de comunistas entre los años 1948 y 1989.

La jornada de beatificación se llevará a cabo en el “Campo de la Libertad”, que funciona como sede de la Iglesia greco-católica rumana de la que hacían parte dichos obispos que pasarán a ser beatos.

Con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24