Saltar al contenido principal

Pompeo presiona a Alemania para que vete a Huawei

El Secretario de Estado de los EE. UU., Mike Pompeo, a raíz de su reunión con el Ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Heiko Maas, en la casa de huéspedes Villa Borsig en Berlín, Alemania, el 31 de mayo de 2019.
El Secretario de Estado de los EE. UU., Mike Pompeo, a raíz de su reunión con el Ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Heiko Maas, en la casa de huéspedes Villa Borsig en Berlín, Alemania, el 31 de mayo de 2019. Fabrizio Bensch / Reuters

El jefe de la diplomacia de Estados Unidos defendió la agenda de su administración en Berlín. La ofensiva comercial contra China fue el eje del encuentro. Detrás de las sonrisas, una relación bilateral plagada de diferencias.

ANUNCIOS

Usen Huawei y pierdan el acceso a nuestros datos. Esa fue la advertencia del Secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, a las autoridades alemanas. Ante su homologo, el funcionario se refirió, entre otros puntos, a la cooperación en materia de inteligencia estratégica que Washington plantea suspender con sus socios europeos si estos usan una tecnología que considera insegura.

En la mira de Pompeo está la luz verde que dio la entidad de regulación de las telecomunicaciones de Alemania a la construcción de las futuras redes 5G de la mano de Huawei.

"Tendremos que cambiar nuestra conducta porque no podemos permitir que información de ciudadanos particulares de EE.UU. o datos de seguridad nacional atraviesen redes que no percibimos como fiables", indicó, La "tecnología del futuro necesita valores occidentales" y no debe estar "en manos del Partido Comunista Chino."

La guerra comercial en China se exporta a Europa

Para Washington, el líder tecnológico chino no es ni más ni menos que un caballo de Troya de los servicios de inteligencia de ese país, que buscarían cómo espiar a las potencias rivales. "¿Dónde están las pruebas?", objetó la marca, que espera tumbar ante la justicia estadounidense esta ofensiva de la administración Trump.

“Los Estados Unidos deben cambiar su práctica errónea de utilizar las fuerzas nacionales para reprimir a las empresas en otros países”, agregó por su parte Lu Kang, el portavoz de la cancillería china, “estos políticos estadounidenses continúan fabricando varias mentiras subjetivas y presuntivas en un intento de engañar a su pueblo. Ahora están tratando de incitar a la oposición ideológica, pero esto es ilógico."

El secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo (izq), y la canciller alemana Angela Merkel al término de la declaración de prensa conjunta en la sede de la cancillería en Berlín, Alemania, el 31 de mayo de 2019.
El secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo (izq), y la canciller alemana Angela Merkel al término de la declaración de prensa conjunta en la sede de la cancillería en Berlín, Alemania, el 31 de mayo de 2019. Sean Gallup / POOL / EFE

Más que todo, el emblema internacional de Beijing se encuentra en el ojo del huracán a raíz de la guerra comercial y arancelaria desatada por Donald Trump, cuyo desenlace no se vislumbra, pero sus consecuencias económicas ya se hacen evidentes.

Crecen las diferencias entre Berlín y Washington

Alemania y Estados Unidos son aliados históricos, así que a este encuentro bilateral no faltaron las sonrisas y los buenos modales, pero en el fondo, pululan las divergencias. El Gobierno alemán se rehúsa en excluir explícitamente a Huawei de sus licitaciones solo porque su socio así lo desea.

Además, reemergieron otras discrepancias, como el proyecto de gaseoducto ruso, Nord Stream 2. Este suministro de esta materia estratégica que llegaría del este a Alemania pasando por el mar báltico provoca la ira del Gobierno estadounidense que teme una crecida de influencia de Moscú en Europa si se concreta el plan. Pero Berlín hace caso omiso y prefiere concentrarse en asegurar en su seguridad energética.

Mike Pompeo se empeñó también en recordar que su país quiere una mayor participación de su aliados en los gastos de la alianza militar del Tratado del Atlántico Norte, la OTAN; Alemania siendo uno de los peores alumnos en el cumplimiento de sus compromisos financieros, según Washington.

También estuvo presente el espinoso tema de Irán, donde Pompeo buscó la conciliación asegurando que Estados Unidos y Alemania tienen "los mismos objetivos", es decir, evitar que Teherán obtenga armas nucleares, pero por vías distintas.

El Secretario de Estado continuará su gira europea con esta extensa lista de temas a discutir. Próximas etapas: Suiza, los Países Bajos y el Reino Unido, donde el debate sobre Huawei no termina de generar alboroto.

Con Reuters y AFP

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.