Tiananmen

A 30 años de la masacre de Tiananmen, China dice que fue una “política correcta”

El ministro de defensa chino,Wei Fenghe, durante una conferencia sobre seguridad internacional, en Singapur, el 2 de junio de 2019.
El ministro de defensa chino,Wei Fenghe, durante una conferencia sobre seguridad internacional, en Singapur, el 2 de junio de 2019. REUTERS/Feline Lim

Las declaraciones fueron hechas por el ministro de defensa, el general Wei Fenghe este domingo 2 de junio. La masacre que cumple 30 años el próximo 4 de junio, quedó grabada en la memoria por la represión brutal.

Anuncios

"Ese incidente fue una turbulencia política y el gobierno central tomó medidas para detener las turbulencias, lo cual es una política correcta", afirmó el general Wei Fenghe, en una conferencia internacional sobre seguridad en Singapur".

Wei preguntó por qué la gente todavía dice que China "no manejó el incidente correctamente".

"Los 30 años han demostrado que China ha sufrido grandes cambios -y agregó- que, debido a la acción del gobierno en ese momento, China ha disfrutado de estabilidad y desarrollo".

En el discurso, Fenghe aprovechó para afirmar que su país no renunciará al uso de la fuerza por la reunificación de Taiwan, a cuyo gobierno autónomo dijo que es “muy peligroso” subestimar la voluntad de Beijing.

"Nos esforzaremos por el proceso de reunificación pacífica con la mayor sinceridad y los mayores esfuerzos, pero no prometemos renunciar al uso de la fuerza", dijo.

¿Qué pasó en junio de 1989?

Esa fecha pasó a la historia como una de los más trágicas.

Imagen de archivo-vigilia en conmemoración a la masacre de Tiananmen, el 4 de junio de 2015, en el Victoria Park, en Hong Kong.
Imagen de archivo-vigilia en conmemoración a la masacre de Tiananmen, el 4 de junio de 2015, en el Victoria Park, en Hong Kong. REUTERS/Bobby Yip

Entre el 3 y 4 de junio y tras siete semanas de protestas por parte de estudiantes y trabajadores que exigían un cambio democrático y el fin de la corrupción, tropas, respaldadas por tanques persiguieron y mataron a manifestantes y espectadores en las calles, según mostraron imágenes de televisión.

Es conocida como la masacre de Tiananmen debido al nombre de la plaza en Beijing, donde el ejército chino reprimió la manifestación.

Cientos, o posiblemente miles fueron asesinados, de acuerdo con las estimaciones de grupos de derechos humanos, aunque el número exacto de muertes sigue siendo desconocido.

La información sobre lo que ocurrió entonces está fuertemente censurada en China.

Las discusiones sobre la brutal represión son estrictamente un tabú en el país, y las autoridades han detenido o advertido a activistas, abogados y periodistas antes del aniversario cada año.

Hablar en privado con familiares y amigos sobre Tiananmen es posible, pero cualquier conmemoración en público está en riesgo de terminar en arrestos.

Las bases de la protesta de Tiananmen estuvieron fundadas en un caos económico que China vivió en 1988 con las compras de pánico provocadas por el aumento de la inflación en más del 30 por ciento en las ciudades.

El “hombre del tanque”, un símbolo de la masacre de Tiananmen

La icónica imagen de un hombre vestido con camisa blanca y pantalón oscuro y sujetando dos bolsas de plástico en las manos dieron la vuelta al mundo.

Imagen de archivo-Un hombre se para frente a un convoy de tanques en una avenida de Beijing, China, el 5 de junio de 1989.
Imagen de archivo-Un hombre se para frente a un convoy de tanques en una avenida de Beijing, China, el 5 de junio de 1989. REUTERS/Arthur Tsang

El hombre se plantó frente a una columna de tanques en medio de la avenida de Chang'An, en Beijing, y logró parar durante unos minutos a los vehículos, en la mañana del 5 de junio de 1989.

El sujeto subió incluso a la parte externa de uno de los tanques hasta que finalmente un grupo de manifestantes lo retiró con vida del lugar.

Aunque su nombre es desconocido, fue titular en revistas y periódicos de todo el mundo. En 1988, la revista estadounidense Time incluyó al "rebelde desconocido", como también se le conoce, en su lista de las cien personas más influyentes del siglo XX.

Por años el ejecutivo chino ha intentado dejar en el olvido los hechos de la plaza de Tiananmen, por lo que hasta ahora no ha hecho ninguna autocrítica ni tratado de hacer justicia.

En 2009, el líder reformista chino, Zhao Ziyang, rompió el silencio oficial sobre este caso, denunciando los asesinatos de los manifestantes como una "tragedia" en las memorias registradas publicadas cuatro años después de su muerte.

Sin embargo, a medida que se acerca el aniversario número 30, el presidente de China, Xi Jinping, no ha mostrado señales de que su gobierno cambie su postura sobre el incidente.

Con Reuters, AFP y EFE

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24